open

Seis de cada diez españoles prefiere trabajar para otro para tener estabilidad

7 diciembre, 2015

Así se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de noviembre, en el que se incluyen preguntas relativas al emprendimiento y a las preferencias de los españoles a la hora de elegir un puesto de trabajo

emprender empresa negocio

Según los resultados, seis de cada diez españoles prefiere trabajar por cuenta ajena, es decir, para otro, fundamentalmente para tener un sueldo fijo y estabilidad laboral, aunque tres cuartas partes de la población valora lo que los emprendedores aportan a la sociedad. Así, el 57,3 % de los entrevistados reconoce que prefiere tener un empleo por cuenta ajena, la mayoría de ellos (73,2 %) para tener un sueldo regular y fijo y casi la mitad (49,7 %) por la estabilidad en el empleo. Casi tres de cada diez (28,7 %) admite que trabajando para otro se tienen menos preocupaciones, estrés y responsabilidades.

Autónomos bien valorados

Frente a eso, el 37,4 % de los españoles asegura que prefiere trabajar por cuenta propia, dos de cada tres de ellos por la independencia y la sensación de autorealización que ello comporta y casi cuatro de cada diez (38,5 %) para trabajar en lo que les gusta. La libertad de elegir el tiempo y el lugar de trabajo (31,6 %) y la mejora de las perspectivas de ingresos (29 %) también se cuentan entre las motivaciones principales.

trabajador industria empleoLa cifra de quienes se ven inclinados al autoempleo coincide con el porcentaje de españoles que dicen haber pensado alguna vez en trabajar como autónomos o incluso haberlo llegado a hacer en algún momento de su vida, que suman el 38,9 % de la población. Seis de cada diez ciudadanos, sin embargo, admiten no haber tomado nunca en consideración esta posibilidad.

Una cuarta parte de los encuestados ha tenido o tiene actualmente un negocio propio, y entre las razones que les impulsaron a ello destacan el deseo de mejorar su situación (56,9 %), tener una idea o una oportunidad clara para ello (29,7 %) o el que fuera un negocio familiar (21,7 %). Apenas cinco de cada cien eligieron esta opción por necesidad o por verse obligados a ello.

A pesar de que poco más de un tercio de los entrevistados reconocen tener espíritu empresarial, los españoles valoran mucho a los emprendedores. De hecho, el 81,2 % piensan que asumen riesgos importantes, el 76,7 % creen que impulsan el crecimiento económico del país, el 72,6 % destaca que crean empleo y el 71,5 % reconoce que aportan nuevos productos y servicios que benefician a todos. Y, pese a ello, la mitad de los españoles admiten que no obtienen muchos ingresos por su esfuerzo.

emprendedoraPoco fomento del espíritu empresarial

En relación con las causas del bajo emprendimiento españoles, el CIS apunta a la escasa formación en la materia. Y es que ocho de cada diez entrevistados considera que su paso por la escuela no les incentivó a crear una empresa propia y tampoco le dio conocimientos para ello, y casi tres cuartas partes admiten que no les ayudó a desarrollar una actitud emprendedora, aunque siete de cada diez sí cree que les permitió entender mejor el papel de este colectivo en la sociedad.

Además, más del 80 % de los ciudadanos no ha participado nunca en ningún curso o actividad sobre emprendimiento o creación de negocios, a pesar de que el 41,3 % cree que sería útil fomentar estas aptitudes en todos los niveles educativos y que más del 35 % aplaudiría que se promovieran cursos de emprendimiento de forma amplia y práctica y que las universidades y otras instituciones impulsaran una oficina para apoyar financieramente y ayudar a los emprendedores.

El barómetro de noviembre se realizó entre el 30 de octubre y el 9 de noviembre mediante 2.476 entrevistas personales en domicilios a mayores de 18 años repartidos por 256 municipios de 49 provincias. Sus resultados tienen un nivel de confianza del 95,5 % y un grado de error del más-menos 2 %.

No hay comentarios

Comments are closed.