open

Crisis de refugiados e inmigración: Problemas para los europeos

30 marzo, 2016

Desde hace ya meses, Europa está asistiendo a una grave crisis migratoria y humanitaria, probablemente la mayor a la que asiste nuestro continente después de la Segunda Guerra Mundial. En este contexto, la inmigración se considera el principal y más destacado problema al que se enfrenta hoy la Unión Europea, en opinión de los españoles y, globalmente considerado, del conjunto de ciudadanos de la Unión


Efectivamente, casi 4 de cada 10 españoles (39 %) mencionan la inmigración entre los temas más importantes a los que se enfrenta la UE en la actualidad, significativamente por encima de otros asuntos como el desempleo (25 %), el terrorismo (24 %) o la situación económica en general (24 %), las otras preocupaciones básicas que más se destacan en nuestro país, a este respecto. Entre el conjunto de la población europea, el grado de sensibilización hacia el tema de la inmigración es aún mayor que en España. Así, preguntados por esta misma cuestión, cerca de 6 de cada 10 ciudadanos de la UE (58 %) cita este problema, muy por encima de otros como el terrorismo (25 %), la situación económica (21 %) y la falta de trabajo (17 %).

Unos datos que se desprenden del Eurobarómetro realizado por la empresa del grupo Kantar, TNS, para la Comisión Europea durante el pasado mes de noviembre, cuyos principales resultados fueron presentados recientemente en la sede de la Comisión en Madrid.

Los españoles, más tolerantes con la inmigración

Ahondando en el tema de la inmigración, los datos aportados por este estudio confirman a su vez que las actitudes (favorables o desfavorables) de los europeos hacia los inmigrantes varían dependiendo del país de origen de estos: en lo referente a la inmigración de personas provenientes de otros estados miembros de la Unión, el 66 % de los españoles declara un sentimiento positivo hacia dicha población foránea, frente a un 26 % al que le evoca un sentimiento negativo. Un balance actitudinal (la diferencia entre unas y otras respuestas) de 40 puntos positivos, que contrasta con el detectado entre el conjunto de ciudadanos europeos, también de signo favorable (55 % vs. 38 %) pero con una intensidad significativamente inferior: ‘saldo’ actitudinal de +17 puntos.

Crisis de refugiados 1

Al ser preguntados por los sentimientos que despierta la inmigración de personas de fuera de la Unión Europea, los españoles tienden a ser más críticos, aunque manteniendo un balance actitudinal favorable (53% vs. 38%). Los ciudadanos europeos, en su conjunto, ofrecen una visión muy distinta, en tono ya desfavorable hacia este tipo de inmigración de fuera de la UE: apenas un tercio de europeos (34%) tiene un sentimiento positivo al respecto, frente a un mayoritario 59% con una actitud negativa.

Quizás detrás de esta visión/actitud diferencial de los españoles, frente al conjunto de europeos, esté la distinta visión que unos y otros tienen sobre los efectos y la contribución de la inmigración en nuestros respectivos países. Así, un 56 % de los españoles defiende la idea de que los inmigrantes contribuyen mucho a España (frente a un 35 % que no lo cree), mientras que entre el conjunto de ciudadanos de la UE, esta tesis es apoyada por un 41 % vs. un mayoritario 50 % que la rechaza.

Así las cosas, un amplio 84 % de los españoles considera que nuestro país debería ayudar a los refugiados, una afirmación defendida por el 65 % de los ciudadanos europeos al pensar en sus respectivos países. Frente a ello, las voces en contra de esta ayuda alcanzan un 11 % en el caso de España y un significativo 28 % en el conjunto de la UE.

La crisis de refugiados que vive actualmente nuestro continente parece evidenciar la necesidad de que los países de la UE trabajen de manera conjunta en este delicado asunto. Así parece entenderlo la población europea. Efectivamente, según el estudio que venimos comentando, 8 de cada 10 españoles (81 %) se muestran a favor de una política europea común sobre migración, una proporción, aunque algo menor, igualmente mayoritaria entre el conjunto de ciudadanos de la Unión (68 %).

Las medidas frente a la inmigración ilegal: mejor a escala europea

Las diferencias opináticas entre los españoles y, tomados en conjunto, los europeos en el tema de la inmigración surgen también cuando se analiza el punto de vista de unos y otros sobre la posibilidad de tener que tomar medidas adicionales para luchar contra la inmigración ilegal de personas de fuera de la Unión Europea.

Inmigración

Una gran mayoría de los ciudadanos, tanto a escala europea como en nuestro país, cree efectivamente que estas medidas sí deberían llevarse a cabo (89 % en el conjunto de la UE y 90 % en España). Pero se aprecian matices en lo que respecta a la escala o el ámbito en el que deberían aplicarse tales acciones: entre los españoles, un 42% afirma que estas medidas deberían hacerse a escala de la Unión Europea y un 16% piensa que a escala nacional; mientras que, entre el conjunto de ciudadanos europeos, el 32% cree que deberían aplicarse a escala de la Unión Europea y un 21% a nivel de sus respectivos países.

Aproximadamente un tercio (32 % de españoles y 36 % entre el conjunto de ciudadanos europeos) responde –espontáneamente ante la pregunta formulada- que dichas medidas de lucha frente a la inmigración ilegal deberían tomarse a la vez tanto a escala europea como nacional. Finalmente, apenas un 5 % de las personas consultadas en España y un 7 % a nivel europeo se muestra contrario a la aplicación de acciones de este tipo.

No hay comentarios

Comments are closed.