open

El PSOE gana las generales de la debacle del PP y la irrupción de Vox

29 abril, 2019

El PSOE de Pedro Sánchez ha logrado este domingo remontar su suelo histórico en unas generales, el de junio de 2016, y ganar sus primeras elecciones desde 2008, con casi 7,48 millones de votos, (el 28,68 por ciento del total), que se traducirán en 123 escaños.

Aunque aún está por ver su capacidad de pactar para formar gobierno, el PSOE ha sido el partido más votado el 28A, pese a que sus cifras estén muy lejos de las que alcanzaban los socialistas antes de la irrupción de Podemos y Ciudadanos.

Con un 99,95 por ciento escrutado, los socialistas han obtenido casi 7,48 millones de votos, dos millones más que los 5,44 millones de votos (un 22,6 por ciento), que el mismo Sánchez recibió en 2016. Los 85 escaños que logró entonces se convierten ahora en 123.

En términos porcentuales, el apoyo al PSOE roza el que obtuvo Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011 (28,76 por ciento), en una contienda que fue, todavía, bipartidista entre el PSOE y el PP. Esa fue una derrota rotunda para el PSOE que, con 7 millones de votos, se quedó con 110 escaños. En 2019 el ha logrado quedar por encima de esa cifra con holgura.

Ahora, la fragmentación del voto del centroderecha ha hecho que el PSOE vuelva a ser primera fuerza política en unas generales en todas las comunidades autónomas salvo en Cataluña (donde lo ha sido ERC), País Vasco (PNV) y Navarra (Navarra Suma) y en la Ciudad Autónoma de Melilla (PP).

Los socialistas también han ganado en el Senado, logrando 123 de los 208 escaños en juego. Así, tendrán mayoría absoluta en la Cámara Alta por primera vez desde 1989, porque cuentan además con 18 senadores autonómicos y, en total, sumarán 141 escaños de los 266 parlamentarios del Senado.

La debacle del PP de Casado

El PP ha sufrido una derrota histórica en las elecciones generales de este domingo al perder 3,7 millones de votos con respecto a los comicios de 2016, un hundimiento que lo sitúa por debajo del suelo electoral de la Alianza Popular de Manuel Fraga en 1986, cuando logró 105 escaños y el 25,97 % de los votos. Los ‘populares’ se han reducido este 28A a 66 escaños y el 16,7 por ciento del escrutinio.

El PP se ha quedado además cerca de sufrir el sorpaso por parte de Ciudadanos, que se ha situado a 0,8 puntos y 8 escaños de distancia de los ‘populares’. La formación de Albert Rivera sí ha logrado adelantarse en las comunidades de Madrid, Andalucía, Aragón, Cataluña y las Islas Baleares.

El candidato ‘popular’, Pablo Casado, ha cosechado este fracaso a los nueve meses de hacerse con las riendas del partido el pasado mes de julio, tras dejar el cargo Mariano Rajoy por la moción de censura. Las encuestas apuntaban un claro retroceso del PP frente a Ciudadanos y ante el avance de Vox, pero la debacle ha sido aún mayor esta noche y la formación conservadora vuelve en número de escaños a los primeros años de la democracia.

La caída en picado del PP es la segunda mayor registrada en democracia tras la de la UCD en 1982, que pasó de los 168 escaños en 1979 a quedarse sólo en 11. El PP se ha dejado esta noche 69 diputados (incluyendo los obtenidos por la coalición Navarra Suma).

La irrupción de Vox

Vox celebra como un triunfo «histórico» los resultados electorales de este domingo al lograr representación por primera vez en el Congreso de los Diputados, pasando en solo seis meses de ser un partido marginal a alzarse como quinto grupo parlamentario con 24 diputados, si bien se trata de un estreno agridulce, porque no serán la fuerza decisiva que auguraban tanto la movilización social como sus pronósticos en campaña.

El partido que creó Santiago Abascal hace cinco años ha logrado 2.588.785 votos, el 10,26 % del total, que le otorgan 24 diputados, multiplicando por 55 los obtenidos en 2016, cuando concurrió a las generales para obtener 0,20 por ciento de la representación, 46.781 papeletas.

Se trata además, del mejor resultado de un partido a la derecha del Partido Popular desde la Fuerza Nueva de Blas Piñar en 1979, que se situó por encima de los 379.000 electores.

Sin embargo, la formación auguraba obtener más de 50 escaños en esta convocatoria y la movilización social que ha protagonizado sus actos de campaña parecía avalar esta tesis. Incluso cuando el CIS auguraba al partido de Abascal un 11,9 % de los votos y entre 29 y 37 diputados, en Vox confiaban en duplicar su presencia en el Hemiciclo y en convertirse en decisivos, como lo han sido en Andalucía, para la formación de Gobierno.

Gráficos: Ministerio del Interior/Gobierno de España; Fotografías: Europa Press.

No hay comentarios

Comments are closed.