open

El realismo poético de la nueva fotografía de Marianne Breslauer

26 octubre, 2016

La obra de la fotógrafa berlinesa Marianne Breslauer se expone por primera vez en una exposición individual en España en el Museu Nacional d’Art de Catalunya

Marianne Breslauer

La exposición cuenta con 127 imágenes y muestra la obra de la artista, con especial atención a las fotografías que tomó durante un viaje por Catalunya, Navarra, el País Vasco y Andorra, y que realizó en 1933 junto con la periodista y escritora Annemarie Schwarzenbach.

El MNAC expone 51 fotografías de este viaje que efectuó por encargo de la agencia alemana Akademia, pero también por su amor a la obra de Ernest Hemingway, ‘Fiesta’ –en la que se describe en detalle los Sanfermines– y ‘Un libro sobre los Pirineos’, en el que el periodista y escritor alemán Kurt Tucholsky cuenta su viaje por esta zona

Breslauer era judía y a su regreso a Alemania no le quisieron publicar el trabajo realizado durante el viaje si no era con un pseudónimo y se negó, mientras que en Suiza sí que publicaron las imágenes en varias revistas junto con textos de Schwarzenbach.

Las otras fotografías que se podrán ver en la exposición fueron tomadas en Berlín, durante los meses que vivió en París en 1929 y en sus viajes por Italia y Palestina.

La imagen que abre la exposición es una de sus tomas más emblemáticas, ya que se trata de la única foto de una mujer que se retrata desnuda y trabajando con una gran carga de sensualidad.

Marianne Breslauer formó parte de una generación de mujeres que durante la República de Weimar pudieron dedicarse a la fotografía por todas las libertades que esta ofrecía y realizó numerosos retratos y fotoreportajes así como también algunas imágenes publicitarias, que no fueron muchas porque no le gustaba que le dijeran cómo tenía que hacer las fotos.

Marianne Breslauer, una trayectoria entre la fotografía y poesía

Su carrera profesional duró 11 años, de 1927 al 1938, cuando dejó de dedicarse a la fotografía porque no le permitían publicar por ser judía, ante lo que a firmar su trabajo con un pseudónimo pero tuvo que irse de Alemania y «ya no tenía la tranquilidad para hacer las fotos con la calidad que a ella le hubiera gustado», ha explicado Valdivieso, y la fotógrafa siguió con el negocio de su marido como marchante de arte.

Marianne Breslauer 2Está considerada una de las principales representantes de la ‘Nueva fotografía’ –corriente antipictoralista que reivindica la autonomía de la fotografía frente a la pintura— caracterizada por los planos picados, los puntos de vista alterados, los juegos de luces y sombras y las fragmentaciones a modo de secuencias fílmicas.

Dentro de este movimiento, las fotografías de Breslauer se clasifican en el ‘realismo poético’, una especie de coexistencia entre el realismo y la poesía, «busca los momentos inadvertidos», sin escenificaciones, y como declaró en una entrevista, no le gustaba retratar la miseria, le daba siempre un toque poético a sus tomas.

Breslauer se formó en la escuela de la asociación Lette-Verein entre 1927 y 1929 y luego se fue a París para trabajar durante unos meses en el estudio de Man Ray.

Su obra agrupa 500 fotografías, «hoy eso lo hace alguien con su teléfono en un día», ha comentado Valdivieso, que ha añadido que la artista hacía solo dos o tres tomas cada vez y esperaba al momento preciso para adelantarse a los acontecimientos.

Fotografías: Destacada y cabecera: ‘Autorretrato’, Berlín, 1933 Marianne Breslauer / Fotostiftung Schweiz, Winterthur; ‘Colegiala’, Girona 1933 Marianne Breslauer / Fotostiftung Schweiz, Winterthur.

No hay comentarios

Comments are closed.