open

Natura 2000, olvidarse del medio ambiente

2 marzo, 2015

Los espacios de la Red Natura 2000 española se enfrentan en 2015 a una serie de retos cuya consecución implica a administraciones, empresas y ciudadanos para la consolidación de esta figura de protección europea en España

Red Natura España

Cerca del 30 % del territorio español pertenece a la Red Natura 2000, la herramienta de la que se ha dotado la Unión Europea para diseñar este conjunto de espacios protegidos para la conservación de la biodiversidad. Pero su inclusión definitiva depende de que las comunidades autónomas hayan completado a tiempo los planes para una correcta gestión de los mismos. Según la Ley de Patrimonio Natural, el plazo finalizaba el 31 de diciembre de 2010; sin embargo, han pasado los años y es ahora cuando la Comisión Europea ha abierto un procedimiento de infracción, cuando las administraciones autonómicas aprietan el acelerador.

Según la Base de Datos oficial Natura 2000 de España (CNTRYES), la Red está formada actualmente en España por 1.448 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), incluidos en las Listas de LIC aprobadas por la Comisión Europea, y por 598 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), que comprenden en conjunto una superficie total de más de 147.000 km2, lo que representa aproximadamente un 27 % del territorio español. De esa extensión total, más de 137.000 km2 corresponden a superficie terrestre, y unos 10.000 km2, a superficie marina.

El director del Área de Conservación de SEO/BirdLife, Juan Carlos Atienza, ha reclamado la elaboración de unos planes correctos para estos espacios como prioridad absoluta de cara a 2015: «Los planes se están atragantando, se sacan sin una adecuada información pública».

Atienza explica que «ahora que la CE ha abierto un expediente de infracción las comunidades autónomas se están dando prisa para tenerlos a tiempo y evitar así los tribunales». «Esto no son formas, no se pueden sacar 2.000 planes a la vez -ha denunciado- y sin un plazo adecuado para presentar alegaciones».

2015 también será crucial para que se tenga en cuenta su financiación en los Planes de Desarrollo Rural (PDR) y en los programas operativos, donde se contemplan todos los fondos europeos. «Lo que ha ocurrido en los últimos años -ha explicado Atienza- es que de estos fondos no se ha dedicado nada en España a la red Natura 2000, ya que algunos los ha controlado Agricultura, otros Fomento… y nadie ha pensado en el medio ambiente».

Además, en 2015 las administraciones deben contar ya con un verdadero programa de seguimiento de la situación real de estos espacios; «a día de hoy, tan sólo tenemos censos parciales de algunas especies y de algunos hábitats», y «deben cumplir con las directivas europeas sobre la Red Natura 2000.
Por otro lado, existe una clara carencia de información sobre los beneficios y las prioridades de estos espacios; «hace falta que todas las administraciones se impliquen», ha demandado el responsable de SEO/BirdLife.

Cuando se declararon los espacios que iban a pertenecer a la Red Natura 2000, ha denunciado Atienza, «se perdió una gran oportunidad de difundir sus valores». «Ahora, que estamos inmersos en la aprobación de sus planes de gestión, las prisas nos hacen perder una segunda oportunidad». «Hemos pedido al Ministerio y a las comunidades autónomas la elaboración de leyes que beneficien a las gentes que viven en la Red Natura 2000, que compensen las limitaciones que conlleva realizar una actividad en un espacio protegido y que contribuyan a una mayor sensibilidad sobre su conservación», ha añadido.

A las personas que viven y trabajan en estos territorios, les ha pedido que «vean la Red Natura 2000 como una oportunidad y no como una fuente de problemas, que busquen las alternativas que les permitan mantener un nivel económico adecuado de una manera sostenible y que se impliquen en la elaboración de los planes de gestión».

Por último, el director de Conservación de SEO/BirdLife ha pedido a la sociedad que sea consciente de que hay «muchos sitios muy valiosos que cuidan otras personas, que ellos los pueden disfrutar, pero que también deben contribuir a mantener». Así, ha animado a los ciudadanos a adquirir productos elaborados en estos espacios, a conocer sus hábitats y sus especies y a respetar los valores que propiciaron su inclusión en la mayor red de espacios protegidos del mundo.

No hay comentarios

Comments are closed.