open

Liberalización ferroviaria: 6 empresas optan a prestar servicios

4 noviembre, 2019

Adif AV ha recibido un total de seis solicitudes de capacidad marco para la prestación de servicios ferroviarios de viajeros a partir del 14 de diciembre de 2020, dentro del proceso de liberalización ferroviaria en la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG).

Renfe, Globalvía, Eco Rail, la francesa SNCF, y los consorcios ILSA, y Talgo y Globalia son las candidatas finales para operar la red ferroviaria convencional y de alta velocidad.

Liberalización ferroviaria

En virtud del modelo de liberalización ferroviaria diseñado, las empresas pueden pujar por alguno de los tres paquetes de servicios, cada uno con distinto número de frecuencias diarias de trenes, que Adif ofrece en tres corredores AVE. Se trata del AVE a Barcelona, el de Levante y el que une Madrid con Sevilla y Málaga. Según Adif, esta estructura facilita que, como mínimo, puedan operar de forma óptima tres empresas ferroviarias.

No obstante, el primero de estos paquetes, el de mayor número de servicios, se considera destinado a Renfe por ser la única empresa con capacidad para acometerlo.

De hecho, la operadora pública ha presentado oferta por este paquete, que supone poner en circulación en esas líneas 104 trenes diarios, un 20 % más de los que la compañía ofrece actualmente.

Los otros dos paquetes en liza cuentan con 16 y cinco circulaciones de trenes AVE diarias en dichos corredores.

El proceso de adjudicación

Entre las empresas que buscan hacerse con uno, o una parte, de estos servicios para entrar así a competir por Renfe figura SNCF. La compañía pública francesa, a través de su filial española Rielsfera, ha solicitado capacidad para traer a España el AVE ‘low cost’ que explota en Francia.

También ha solicitado capacidad Talgo. Con su filial Motion Rail, presidida por la exministra Elena Salgado, el fabricante de trenes finalmente se ha aliado con el grupo turístico Globalia y con el fondo Trilantic en calidad de socio financiero, según informaron fuentes del consorcio.

La tercera firma que ha presentado solicitud para entrar en el AVE es Ilsa, sociedad de la familia propietaria de Air Nostrum, y lo ha hecho junto a un «socio industrial europeo de primer nivel», según indicaron en fuentes de la compañía, que declinaron desvelar la identidad del mismo.

La cuarta compañía es la sociedad Eco Rail, participada por los mismos accionistas que el grupo andaluz de tecnología e ingeniería Magtel. Un portavoz de Eco Rail ha explicado que la sociedad fue creada en 2013 por los propietarios de Magtel para operar en el sector ferroviario. Ese año, la empresa obtuvo la licencia de transporte.

Y por último, la gestora de infraestructuras Globalvía.

A partir de ahora, Adif cuenta con alrededor de un mes y medio para analizar las ofertas recibidas con el fin de seleccionar a mediados del próximo mes de diciembre a los operadores que resulten adjudicatarios de capacidad en la red AVE.

La compañía que preside Isabel Pardo explicó que «el análisis de las solicitudes se llevara a cabo por parte de una comisión de valoración formada por tres equipos de técnicos de Adif que, respectivamente, se centrarán en la evaluación administrativa, financiera y técnica de cada oferta».

En un comunicado, la compañía pública detalló que todos los integrantes de estas comisiones firmarán compromisos de confidencialidad y una declaración asegurando no estar en supuesto conflicto de interés.

Posteriormente, Adif rubricará con las empresas que resulten adjudicatarias un acuerdo marco de adjudicación de capacidad para prestar servicio antes del 15 de marzo de 2020, nueve meses antes de que el 14 de diciembre del próximo año el transporte en tren AVE se abra a la competencia, para que cuenten con tiempo para preparar su plan de negocio.

Esta resolución estará supeditada a la previa comunicación y aprobación de los acuerdos marco por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La firma de los acuerdos marco se deberá realizar en un plazo inferior a tres meses a contar desde la resolución de la adjudicación de capacidad. Está previsto que sea antes del 15 de marzo.

Para Adif, el hecho de que se hayan presentado seis solicitudes supone «un éxito y un hito de gran relevancia dentro de los procesos de apertura del mercado».

En su opinión, la incorporación de nuevos actores contribuirá a un uso más intensivo y eficiente de la red ferroviaria existente, tanto de alta velocidad como convencional, y de la futura.

Adif Alta Velocidad es una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Fomento con personalidad jurídica y patrimonio propios, que nace tras la segregación de Adif en dos entidades. Posee, entre otras, las competencias en materia de construcción y administración de parte de las infraestructuras ferroviarias de alta velocidad, así como otras infraestructuras y funciones que se le transfieren, los negocios de estaciones de alta velocidad o las actividades de telecomunicaciones y de energía.

No hay comentarios

Comments are closed.