open

“Empecé a correr para no fumar ni consumir drogas”

25 octubre, 2017

Días antes de ser detenido en una operación policial contra el dopaje, el atleta Ilias Fifa (Tánger, Marruecos, 1989) entrenaba para preparar la temporada de cros. Con una sonrisa permanente recuerda cómo ha cumplido doce años en España después de penetrar en nuestro país dentro de los bajos de un camión procedente de Marruecos. Para la entrevista elige la canción ‘Papeles mojados’ de Chambao, que añadimos a la lista de reproducción Impasse Mag en Spotify. Sin sospechar todo lo que va a vivir dentro de la operación ordenada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Mataró, la charla gira en torno a su experiencia vital, el racismo en el deporte, y su futuro en el atletismo

Ilias Fifa

ImpasseMag¿Dónde empieza la afición por el atletismo de Ilias Fifa?

Ilias Fifa: La afición al atletismo empieza en España. Hasta que no llegué a Barcelona no mostré interés. Llevaba ya un año aquí y empecé a correr, pero no para ser atleta, o llegar a ser campeón de Europa, por ejemplo. Mi interés por el deporte y por el atletismo empieza para alejarme del mundo de las drogas. Salía del centro de menores de Barcelona a correr de manera suave. La idea era no irme con otros chicos a fumar ni consumir drogas. Por eso empecé a correr.

IM: ¿Y no tiene en su memoria un recuerdo de su infancia sobre este deporte antes de eso?

IF: En Marruecos tenía un primo que se dedicaba al atletismo, y era buenísimo. Tenía mi edad y éramos muy colegas. Me llevaba con él a ver las carreras. A mí no me gustaba el atletismo, solamente iba para ayudarle con el material o la mochila. A mí me gustaba el fútbol, a eso sí jugaba. Cuando llegué a Barcelona me rompí el codo y dejé de jugar. Pensé que tenía que hacer un deporte y reapareció el atletismo

IM: Nace en Marruecos pero su verdadera vida empieza a los 17 años, cuando atraviesas la frontera en los bajos de un camión procedente de su Tánger natal. Ha hablado mucho de ello pero no por eso deja de ser impresionante esa intrépida aventura vital.

IF: Muchos magrebíes llegan a España en patera, otros en camiones. Yo viví un riesgo pero considero que no fue tanto como otros inmigrantes que atraviesan el estrecho en patera. Yo atravesé la frontera escondido en los bajos de un camión. Estuve media hora escondido pero luego me bajé del camión y me busqué la vida en Algeciras durante seis días. No tenía nada, ni dinero ni comida. Estuve en la calle durmiendo en un parque.

IM: La del camión debió ser la media hora más larga de su vida.

IF: Cuando tienes un sueño no piensas en el riesgo. Mi sueño era llegar a España, tener un futuro mejor, y asumí el riesgo de atravesar la frontera. He visto muchas cosas. Tenía miedo sobre todo de la policía de Marruecos. Te meten en el calabozo y te pegan durante 24 horas. Tenía imágenes guardadas desde los catorce años. Mi miedo era ese. No tenía miedo de la policía española, pero sí de la marroquí. Pensaba que si pasaba la frontera ya estaba en un país con otro tipo de derechos. Nunca tuve miedo de morir en el intento.

“Mi sueño era un futuro mejor y nunca tuve miedo de morir en el intento”

Ilias Fifa

IM: ¿Cómo era su día a día en Marruecos?

IF: Mi día normal era como todos los niños. Mi padre es profesor de pintura. Es un artista. Yo iba al colegio, aunque no me gustaba estudiar. Me pasaba el día jugando al fútbol en la calle. Mi vida no era pobre. No pasábamos hambre como otras familias. Pero pensaba en el futuro. No tenía nada. No tenía estudios ni expectativas. Dejé mi vida en Marruecos para tener un futuro. Recuerdo que trabajé algún verano vendiendo cosas de segunda mano en el mercado y por un día de trabajo cobraba el equivalente a doce euros.

IM: Después de vivir todas experiencias, qué se siente cuando llegan los éxitos deportivos, aparece la Federación Española de Atletismo, la nacionalidad, etc. ¿Cómo recuerda esos buenos momentos?

IF: De pequeño siempre me encontraba monedas, cadenas u otras cosas de valor. Recuerdo que mi madre siempre me decía: “Ilias, tú tienes suerte. Vas a tener suerte en la vida”. Y posteriormente pensaba que si llegaba a España tendría suerte y una buena vida. Cuando gané el Europeo (medalla de Oro en 5.000 metros en el XXIII Campeonato Europeo de Atletismo Ámsterdam 2016) pensé en todo lo que había vivido. Recordé el riesgo que había pasado, en mi familia. Si recuerdas la llegada, el momento de cruzar la meta, cuando me di cuenta que había ganado rompí a llorar. Pero no lloré por ganar. Lloré por todo lo que había pasado, el riesgo de llegar hasta aquí, el entrenamiento diario. Pensé que me lo merecía por todo lo que había vivido. Otra cosa buena es que la Federación me ha ayudado con el tema de la nacionalidad.

IM: En su momento la Real Federación Marroquí de Atletismo le ofreció competir con ellos pero usted ya había tomado una decisión.

IF: No sólo Marruecos. Las federaciones de Catar y Bahrein me han ofrecido contratos para correr con ellos. La primera vez que conseguí la marca mínima para ir a un mundial fue en el Meeting Internacional de Marrakech de 2013, en Marruecos. Entonces, unos atletas marroquíes que competían para Catar y Bahrein me ofrecieron la posibilidad de firmar con esas federaciones. A cambio de fichar, ellos me ofrecieron la nacionalidad. Quedamos en contacto. Al día siguiente volé a Barcelona. Estuve meditando sobre las tres ofertas y no terminé aceptando ninguna. No tengo claro el porqué. La Federación Española ni siquiera había planteado mi posible nacionalidad. Un mes después, se pusieron en contacto conmigo y me explicaron que tenía que aguantar un año y mejorar mis marcas. Me olvidé de Marruecos, Catar y Bahrein. Elegí España. En países como Catar y Bahrein hay una becas muy altas a los atletas. Tengo amigos magrebíes corriendo allí y ganas mucha pasta. A mí no me interesaba el dinero. Me interesaba más el país donde quería quedarme, el que me había abierto los ojos, había empezado a trabajar en España ganando 1.000 euros, conocía la normativa de atletismo, etc. Elegí España porque de pequeño siempre quise estar aquí y en 2015 conseguí la nacionalidad.

“No hablo de política, sólo sé que soy español y defiendo la bandera de España”

Ilias Fifa

IM: Atletas nacidos en unos países que compiten para otros. Naciones, banderas. Extrapolando el sentimiento de pertenencia, el nacionalismo, a toda la vorágine independentista que se vive en parte de la sociedad catalana, cómo vive Ilias Fifa este momento tan convulso.

IF: Cuando Adel Mechaal habló de Cataluña y sobre política a mi me empezaron a preguntar también. Un día, un periodista se acercó después de una carrera y tras preguntarme sobre atletismo me preguntó sobre Cataluña. Le respondí que no hablaba de política. Solamente le dije que en mi pasaporte decía que era español. A mí me había ayudado la federación de España. No soy catalán, ni vasco, ni andaluz. Yo defiendo la bandera de España. Y me encanta Cataluña y Barcelona. Aunque me ofrecieran dinero para irme a vivir a otro lugar, ya no podría.

IM: ¿Qué le parece la situación de los inmigrantes aquí y en otras partes del mundo?

IF: La gente de fuera que llega a cualquier país siempre busca algo mejor. Mira te pongo un ejemplo. Con la crisis, el tema de la paleta (trabajo en la construcción) está muy mal en España. Sin embargo, en Marruecos está muy bien ahora. Muchos extranjeros llegan a Marruecos a trabajar en la paleta, también españoles. Se trata de mejorar, de buscar una mejor vida.

IM: Ha vivido situaciones incómodas compitiendo, sufriendo comentarios racistas. ¿Cree que el deporte es una forma de integración para evitar el racismo?

IF: Racismo existe en todo mundo. No sólo en España. A mí me han llamado moro en redes sociales o me han criticado en carreras diciendo que no soy español. A mí no me molesta porque hay libertad para decir lo que quieras. Esos comentarios racistas existen también en Marruecos. Entre marroquíes y saharauis hay siempre comentarios racistas. Es normal y no va a parar. El racismo no va a desaparecer porque es difícil que haya un cambio de mentalidad en la gente. Hace poco vi en televisión peleas entre españoles por llevar diferentes banderas. ¡Entre españoles! Así que imagina entre españoles y gente de fuera.

“El racismo no va a desaparecer porque es difícil que haya un cambio de mentalidad en la gente”

Ilias Fifa

IM: Vamos a volver a hablar de atletismo. El año 2016 fue espectacular, pero este año había sido muy discreto. Encima, la puntilla llega este verano con ese tropezón en primera ronda de la prueba de 5.000 metros del Mundial de Londres. Un desastre.

IF: En atletismo eso es normal. Le pasa a los mejores. Había entrenado muy bien, y había llegado en buenas condiciones. Durante la carrera estuve entre los primeros, luchando y tirando. Me noté con posibilidades de clasificarme para la final, quizá no para ganar porque había gente mejor que yo, pero sí para estar en la final. Fue un fallo. Uno te empuja, te tropiezas y caes. Intentamos reclamar pero no fue posible.

IM: ¿Cuáles son sus objetivos más inmediatos?

IF: Mi objetivo de esta temporada es llegar al 100 % al próximo mes de agosto. Dentro de dos meses tenemos el Europeo de cros, pero no voy a llegar con la batería cargada al máximo a esa fecha. Quizá llegue a un 70 u 80 %. Nuestro cuerpo no puede aguantar todo el año al máximo. En verano, en el Campeonato de Europa tengo que estar al máximo nivel para doblar en 5.000 y 10.000 metros. Tengo que llegar fino, pesar menos de 50 kilos. Dentro de dos meses, estando a un 80 % de mi nivel, quizá luche por estar entre los tres primeros en el Europeo de cros.

IM: Doblará el próximo verano porque ya ha confirmado que su gran objetivo es correr los 10 kilómetros en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

IF: Me encanta esa distancia. Creo que soy un atleta de 10.000 metros. Mi entrenador lleva dos años insistiendo para que suba a esa distancia. Pero estoy aguantando porque quería coger experiencia en carreras de 3.000 y 5.000 metros. Así poder adquirir chispa y poder cambiar en las últimas vueltas de las carreras de 10 kilómetros, como hacen los grandes campeones. No soy un corredor de cinco kilómetros, de hecho, cuando entrenamos, siempre me encuentro mejor a partir del sexto kilómetro. Fíjate, ayer entrené en una tirada de veinticuatro kilómetros. Cuando llevaba cinco noté que se me encendía el turbo. Cambio la respiración y me adapto mejor. Me cuesta empezar pero me activo cuando llevo varios kilómetros.

“En atletismo, si corres mucho, ganas. Llegas. Para llegar tienes que trabajar”

Ilias Fifa

IM: ¿Es usted supersticioso? ¿Tiene algún ritual previo cuando compite? Igual le apetece compartirlo con nosotros.

IF: (Risas) Sí. Lo primero es la preparación de la mochila. Me gusta prepararla bien, saber que está todo, vigilar si se me ha olvidado algo. Soy metódico y ordenado. Cuando llego a la pista suelo tomar un café solo, muy fuerte, cargado. Me siento solo, escucho música e intento concentrarme. Cuando queda poco para la carrera llamo a mi madre. Siempre lo hago. Le explico con quién corro, la estrategia que voy a seguir, no sé. Ella me desea buena suerte y se emociona. Luego hablo con mi hermana. Hablar con mi familia antes de las carreras me aporta energía y me ilusiona. Después apago la música y empiezo a calentar muy concentrado. Me cambio de ropa y entro en la pista. Apenas saludo a nadie. Incluso se me cambia la cara, se me pone mala cara (Sonríe mientras nos muestra una foto con la cara desencajada previa a una carrera). Parece que voy a la guerra. Llevo una pulsera que me regaló un chico que las vende y con lo que gana envía dinero a África. Pone ‘Pequeños detalles’ y la llevo desde hace dos años. Me está dando suerte.

IM: Aunque en España el deporte rey sigue, y seguirá siendo el fútbol, qué consejos o recomendaciones le daría, si pudiera, a los chicos que estén pensando en la posibilidad de acercarse al deporte practicando atletismo.

IF: Siempre que hablo con mis primos pequeños les digo lo mismo. A ellos les encanta el fútbol y juegan en equipo de mi ciudad natal. Para mí, triunfar en el fútbol es muy difícil. Puedes ser muy bueno, pero si no tienes suerte, o no tienes un buen contacto, es complicado llegar. En atletismo, si corres mucho, ganas. Llegas. Si ganas carreras, llegarás. Para llegar a una gran competición no importa si alguien tiene un contacto, o es el preferido del entrenador. Si tú tienes la marca mínima, vas al campeonato. En el atletismo llega el mejor. Para llegar tienes que trabajar. A mí nadie me está ayudando.

IM: Dónde se ve Ilias Fifa dentro de diez años. ¿Qué te gustaría ser cuando seas mayor?

IF: Cuando deje el atletismo me gustaría ser entrenador. Me gustaría ser entrenador de elite. Tener diferentes atletas profesionales de muchos países, aunque para eso también hay que preparase bien.

Fotografías: Cabecera y destacada: Ilias Fifa, Paco Largo, FCB; Ilias Fifa celebrando, y con la bandera de España, Ámsterdam, 2016, Vincent Jannink, EFE; Ilias Fifa, Llegada 5.000 metros, Ámsterdam, 2016, Michael Koreen/Reuters.

No hay comentarios

Comments are closed.