open

Después de la élite, hay deporte

23 febrero, 2015

Seguro que pocas personas que estén leyendo este artículo saben lo que es la Gimnasia Estética de Grupo (G.E.G.). Es lógico, ya que llegó a España en 2004 a través de Barcelona, donde crearon la primera asociación española. Sin embargo, esta disciplina tiene más de 100 años de historia, cuando nació en los países nórdicos

gimnasia

¿Qué es exactamente? Se caracteriza por ser una gimnasia estilizada, de movimientos naturales de todo el cuerpo donde la cadera es el centro básico de los mismos, los cuales son armoniosos y surgen de modo congénito. Se compite en grupos de entre 6 y 10 gimnastas.

Fátima Pérez, que desde 2007 es entrenadora del Club Gimnasia Estética de Grupo de Boadilla y juez nacional, explica a las diferencias entre esta y la rítmica: “Las exigencias técnicas son menores, ya que al no tener aparatos, no hay que entrenar tantas horas de pista. Lo que se quiere llamar la atención es que es una gimnasia saludable, no requiere de tanto esfuerzo físico. De hecho, para las categorías infantiles, un movimiento típico de la gimnasia rítmica como coger la pierna y pasarla por detrás de la cabeza está penalizado. Los aspectos no saludables tienen sanción”.

Toma la palabra una de sus alumnas, Beatriz Calcerrada: “Esta gimnasia es menos lesiva que la rítmica. Además, se distingue de la artística porque no se basa en movimientos tan rígidos, pero de ella toma la idea del control corporal y la fuerza”.

Sin límite de edad

Una de las normas que llama la atención de esta modalidad es que se puede practicar a cualquier edad: “En todos los deportes femeninos (artística, rítmica, sincronizada) se empieza desde muy jovencita, por lo que las retiradas suelen ser muy pronto. Por eso, se intenta dar salida a que la gente siga practicando ejercicio físico sin tener por qué abandonarlo prematuramente”, explica Fátima. “Yo he tenido conjuntos con ‘niñas’ de 30 años y es una gozada. Tienen toda la experiencia de otro deporte, pero ya son mujeres en el tapiz”, argumenta. De hecho, la entrenadora reconoce que “he llegado a ver a una madre de 39 años compitiendo en un campeonato de España”. En los países del norte y este del Viejo Continente, donde existe mucha afición, “hay señoras de más de 45 años, según nos comentaban en los encuentros internacionales”.

El único requerimiento indispensable es la flexibilidad, “pero dentro de la normalidad, como una zancada de 180 grados. Los equilibrios pueden ser con la rodilla doblada, los giros puedes hacerlo en planta, no hace falta que sean de puntillas…”.

IMG_0754Beatriz, de 30 años, se inició en este mundillo recientemente: “Me apunté porque aún conservo flexibilidad y elasticidad. Siempre me llama más la atención un deporte similar a la rítmica (en el que se formó y llegó a competir a nivel nacional) o en el que intervenga el ritmo que un gimnasio para hacer GAP, Ciclo, Body Pum…”.

Hacia arriba no hay límite, pero sí hacia abajo: “La edad en un principio era a partir de los 16 años, pero como tuvo mucha aceptación, se crearon las categorías inferiores: junior (de 14 a 16 años) e infantil (un grupo de 12 a 14 años y otro de 10 a 12). Aunque desde 2009 también hay una para incluso más pequeñas, con lo que hay practicando niñas de 8 años”, nos cuenta Fátima.

En las coreografías priman las ondas, los swings y los movimientos corporales, aunque “con las mayores hacemos elevaciones, es decir, que se lanzan gimnastas”, asegura la entrenadora del Club de Boadilla. “Tiene que contar una historia, incluso el maillot que lleven tiene que estar relacionado. Por eso, los movimientos tienen que estar en consonancia con lo que están ejecutando”, afirma.

Los chicos son guerreros

“Desde hace poco, hay chicos compitiendo en la gimnasia rítmica. A raíz de eso, también hay algunos que están continuando en la estética. De esta manera, en los conjuntos te encuentras a veces a un varón. La diferencia es que en la estética se ha iniciado desde cero con hombres, mientras que en la rítmica se han incorporado al cabo de los años”, manifiesta Fátima.

Un deporte que va creciendo

Poco a poco, la G.E.G. va creciendo, como señala Fátima: “Cada año hay más participación”. En nuestro país, la Asociación Española de Gimnasia (AEGE) organiza tres fases de la Copa de España y un Campeonato nacional, “y cada vez es más números, tanto en asistencia como en competidores”. Las autonomías con mayor popularidad son Catalunya, Murcia y Castilla La Mancha, todas con Federación propia. “En Madrid hemos creado recientemente la Asociación Madrileña de Gimnasia Estética, con lo que estamos haciendo Campeonatos autonómicos y una Copa para la región”.

IMG_0901Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. Un buen impulso sería la llegada de la financiación, ya que por  ahora “tanto los traslados como la manutención y  alojamiento en los torneos corre a cargo de los  padres de las gimnastas. Es muy costoso, de ahí la idea de  realizar las competiciones regionales para que pueda haber  mayor difusión, porque muchos clubes rechazan trasladarse  por los costes”.

Beatriz considera que la popularidad podría llegar “con el boca a boca, como en todo deporte minoritario, a la vez que se va retransmitiendo poco a poco algún evento deportivo y, sobre todo, consiguiendo éxitos o con alguna gimnasta que destaque. Por compararlo con la natación sincronizada, desconocido hasta hace poco, las retransmisiones del principio eran poco seguidas. Gemma Mengual se fue haciendo su sitio hasta que desembocó en el boom mediático y ahora todo el mundo sabe quiénes son las sirenas del agua. También, y como es lógico, sería fundamental crearse un hueco entre los medios de comunicación”.

Pero mientras esto llega, estas aficionadas ensayan unas cinco horas a la semana mientras lo compaginan con sus estudios o trabajo. “Por falta de tiempo e incompatibilidad de horarios entreno una hora los lunes, aunque también algunos sábados. Me aporta bienestar y seguir disfrutando de otra manera de mi deporte preferido, la gimnasia rítmica”, concluye Beatriz, quien sólo echa de menos “el ser más joven para no tener agujetas durante 3 días, aunque ¡bastante que aún conservo elasticidad y flexibilidad!”, bromea.

1 comentario

Gimnasta'78 febrero 26th, 2015

He estado practicando durante algún tiempo este tipo de gimnasia y reconozco que me gusta mucho, porque respeta al gimnasta que llevas dentro, no te lleva al límite, sino que se adapta a ti