open

What a wonderful world - Impasse Mag blogs -

Beatriz Ríos

Mentiría si dijera que siempre quise ser periodista. Yo quería ser ingeniera pero empecé a escribir y ya no pude dejar de hacerlo. Periodista especializada en Relaciones Internacionales, conflictos seguridad y paz. Freelance en la UE. Respecto al blog, bueno, disculpen la ironía y bailemos mientras el mundo gira

Galeano, se ha ido la voz de un pueblo mudo

Escribo mientras aborto la misión absurda de evitar las lágrimas que la muerte de Galeano me ha traído. Jamás lloré por la muerte de nadie a quien no conocía. Hasta ahora y creo que está más que justificado.

Supongo que lloro porque siento que el mundo pierde con él un ángel de la guarda de la honestidad, la bondad y la defensa de las causas que solo están pérdidas cuando se abandonan. Supongo que lloro y escribo porque necesito recordarme (recordarle) que la palabra de Galeano, esa que con tanta fuerza defendía, siempre estará viva.

No me voy a perdonar nunca no haber tenido jamás delante esos ojos azules de los que habla todo el mundo. Y sin embargo, tengo su voz recitando con la más absoluta de las dulzuras clavada en el pecho. Porque Galeano es la voz de un pueblo mudo, amordazado. Galeano es la voz de un pueblo que no tiene nombre ni frontera. Fue los ojos de la injusticia y la pluma de la denuncia. Él hacía de la vida un poema y del deliro, una lucha.

Galeano usó palabras como cuchillas para romper los tabúes en toda América Latina y parte del extranjero. Galeano les puso nombre a las injusticias y a las olvidadas víctimas. Es la inspiración de una generación que trasciende el calendario. Es la referencia de un periodismo valiente y vivo. Si todos somos cuando alguien cree en nosotros, Galeano elevó a un altar a sus defendidos ‘nadies’.

“El mundo no está hecho de átomos, el mundo está hecho de historias”, decía. Gracias por la palabra, Eduardo. Gracias por tanta lucha. Gracias porque contigo el mundo soñaba en futuro positivo. Gracias y menos mal que todo escritor vive eternamente en su obra porque tus lectores huérfanos te echarán de menos.

No hay comentarios

Comments are closed.