open

Sólo 1 de cada 4 españoles realiza un desayuno adecuado

13 febrero, 2018

Sólo el 25 % de los españoles realiza un desayuno completo y adecuado, que aporte la cantidad de energía necesaria -un 20 % de la energía total consumida a lo largo del día- y que incluya la suficiente variedad de alimentos, lo que implica al menos tres grupos de alimentos distintos.

desayunoEs la principal conclusión del informe ‘Estado de situación sobre el desayuno en España’, elaborado por la Fundación Española de Nutrición (FEN) y presentado hoy en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con motivo del Día Nacional del Desayuno.

La directora de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), Teresa Robledo, ha subrayado la importancia de la primera comida del día para sentar los cimientos de una correcta alimentación y una dieta saludable, ya que ayuda a reorganizar los cambios metabólicos que el cuerpo sufre durante la noche.

Para que este sea correcto, debe aportar la energía y los nutrientes que el organismo necesita después de las horas de ayuno, e incluir el primer líquido del día, que contribuye también a mantener un estado de hidratación correcto.

Así, el desayuno debe aportar entre el 20 y el 25 % de las necesidades energéticas diarias e incluir al menos tres grupos de alimentos básicos como leche y derivados, cereales y frutas y se recomienda completar con un cuarto grupo en el que estarían alimentos como el aceite de oliva, tomate, mantequilla, frutos secos, huevos, café jamón, miel mermelada, legumbres, etc.

No obstante, tal y como ha explicado el presidente de la FEN, Gregorio Varela, sólo 1 de cada 4 españoles desayuna adecuadamente, mientras que el 38 % de las personas ni consumen la variedad suficiente de alimentos, ni la cantidad necesaria de energía.

Atendiendo a los datos de la Encuesta Nacional de Salud de España 2011/2012, Varela ha destacado que el 12,24 % de los españoles solo desayuna algo líquido, un 1,74 % toma algo líquido y fruta, el 57,64 % líquido y pan, tostadas, galletas, cereales o bollería, el 9,71 % algo líquido y fruta o zumos y pan, tostadas, galletas, cereales o bollería y el 3,36 % no desayuna.

En el caso de los niños de entre 9 y 12 años, el informe de la FEN alerta de que sólo el 9 % de estos menores toma fruta fresca en el desayuno, mientras que el chocolate es el alimento más consumido (por el 75 % de los niños), seguido de piezas de bollería y pastelería (en el 59 % de los casos).

Los adolescentes siguen un patrón parecido, de manera que sólo el 11 % consume fruta fresca, frente al 64 % que toma chocolates y al 55 % de los que desayunan bollería y pastelería.

Con la edad, esta tendencia va mejorando y en el grupo de 18 a 64 años el consumo de fruta en el desayuno asciende al 15 % y el grupo de alimentos preferido es el de café e infusiones, que toman el 67 %, mientras que en el grupo de entre 65 y 75 años, el 19 % toma fruta y el consumo de bollería desciende al 40 %.

Varela ha advertido de que en el caso de niños y adolescentes, el aporte de energía les llega de los azúcares añadidos y los ácidos grasos saturados.

Sobre la alimentación de los niños se ha pronunciado la directora del Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa, Violeta Miguel Pérez, que ha afirmado que el gusto, como cualquier otro sentido, también se educa y los siete primeros años de vida son fundamentales en este sentido.

También el presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón, ha abogado por educar a los niños en el gusto por una alimentación sana y ha señalado que tan importante es que aprendan a comer, como que aprendan inglés, “para que no se mueran a los 40 años de un infarto”, porque “un 50 % de la salud depende de la alimentación”.

Fotografía decálogo: FEN.

No hay comentarios

Comments are closed.