open

Eduardo Arroyo: 5 obras que repasan la trayectoria del pintor

17 octubre, 2018

Eduardo Arroyo, pintor, escultor figurativo y escritor, fallecía esta semana en Madrid a los 81 años.

Irónico e inconformista, Eduardo Arroyo, uno de los artistas españoles más importantes del siglo XX, amó la pintura sobre todas las cosas, un oficio que era para él “de vida o muerte”, pero también quiso ser el pintor que hace muchas cosas: “que pinta, que escribe, que hace cerámica y que hace esculturas”.

Considerado uno de los artistas internacionales más transgresores desde que inició su trabajo en los años 60, fue un gran defensor de la pintura-pintura frente a las nuevas tecnologías aplicadas al arte.

La Fábrica ha recopilado 5 obras que repasan la trayectoria del pintor a modo de homenaje tras su muerte. Se trata de cuatro libros y una película:

Eduardo Arroyo

1.- ‘Retratos y retratos’

Este libro reúne más de un centenar de obras del artista español Eduardo Arroyo, y está centrado en dos aspectos que hasta ahora apenas habían sido expuestos y, desde luego, nunca confrontados el uno al otro.

Se trata, por un lado, de su faceta de retratista. Arroyo ha sido, desde sus inicios, un pintor de retratos (y autorretratos), tanto de personajes de ficción como muy históricos y reales. Estos últimos han sido el objetivo principal a la hora de seleccionar las obras para este libro.

Por otro, la fotografía, que le atrae no tanto como práctica artística sino en su papel de soporte de la memoria familiar y social: viejas fotografías de los rastros y los mercadillos, los desechos de los álbumes familiares y las fotografías de autor desconocido y gentes anónimas, sobre cuyo soporte y cualidades ha trabajado e intervenido —pintándolas, cortándolas, fragmentándolas, yuxtaponiéndolas a dibujos, pinturas o papeles de calco, haciendo collages y foto–collages, seriándolas— como mejor le ha parecido y más convenía a sus intereses pictóricos.

2.- ‘A la pata coja’

Eduardo Arroyo es un artista que colecciona fotografías de forma casi compulsiva. El suyo es un archivo de miles de fotografías: recortadas de revistas y periódicos, compradas en mercadillos, encontradas en viejos álbumes familiares. Imágenes tomadas por autores famosos, reporteros de agencias de noticias, estudios fotográficos, y también por fotógrafos anónimos.

‘A la pata coja’ reúne algunas de estas fotografías, formando un volumen que es en sí mismo una obra de arte. Imágenes de todas las épocas y de todos los géneros que, sin embargo, tienen algo en común: en todas aparecen pies que han perdido o están a punto de perder el contacto con el suelo; en todas hay alguien levantando una pierna, o saltando en el aire, o haciendo equilibrios, o subido a un alto; en todas se ve alguien (o algo) que parece estar a punto de despegar.

3.- ‘Eduardo Arroyo y el paraíso de las moscas’

‘Eduardo Arroyo y el paraíso de las moscas’ recorre la vida y la obra del reconocido artista. Nacido durante la dictadura, Arroyo escogió el exilio en París y luego en Italia, antes de regresar a España con la restauración de la democracia. Autor clave en la figuración narrativa de la década de 1960 —época en la que su obra es eminentemente subversiva y ofensiva—, la nueva figuración española y el pop art.

El humor es un elemento omnipresente en sus pinturas y en sus textos, donde su libertad de invención nunca deja de cobrar impulso. Pintor principal de la España contemporánea, también es escenógrafo, escultor y mantiene relaciones privilegiadas con el teatro, la edición y la literatura. Sus obras están presentes en los museos de arte moderno más prestigiosos, tanto en su España natal como en el extranjero.

Fabienne Di Rocco ha colaborado intensamente con Eduardo Arroyo a lo largo de los años en incontables proyectos de orden literario y artístico. Es autora de varios ensayos y ha traducido al francés los libros del pintor.

4.- ‘Cuaderno de Artista’

En ‘Agencia matrimonial, Cuaderno de Artista del Matador CH’, Eduardo Arroyo creaba veinte dibujos y enviaba cada uno de ellos a un artista internacional, que realizaba su pareja. Entre ellos, Bruno Bruni, William Klein ó Peter Blake.

5.- ‘Exposición individual. 24 horas con Eduardo Arroyo’

‘Exposición Individual. 24 horas con Eduardo Arroyo’ es una transcripción de la conversación que da origen a la película que recoge y ordena las ideas y opiniones de Eduardo Arroyo. Dirigida por Alberto Anaut, la película se rodó en el estudio del artista del 6 al 12 de septiembre de 2012.

Eduardo Arroyo aceptó ser interrogado durante un día completo: 24 horas, de ocho de la mañana a la misma hora del día siguiente, sin censurar ni limitar ningún tema. En el ambiente distendido de su propio estudio y con una cámara registrando todas sus palabras y movimientos, se filma el proyecto ‘Arroyo. Exposición individual’.

Su interlocutor, el director de La Fábrica Alberto Anaut, le conduce por diversos escenarios de su vida: la temprana muerte de su padre, su formación, la huida voluntaria a Francia, su participación en Mayo del 68, su arresto por la policía franquista, el exilio, su posición política de izquierdas y su posterior distanciamiento de algunos ideales, sus años en Italia, el oficio de pintor, la creación de varias de sus obras más importantes, su pasión por la literatura, el regreso definitivo a España y la ética.

Alberto Anaut no deja que Arroyo se escape de los temas controvertidos y le obliga a exponer sus opiniones más polémicas y valientes, pero siempre divertidas y desenfadadas, como nadie más se atrevería. Desde la crisis económica («absolutamente positiva») y el estado actual del arte («un geriátrico») hasta sus grandes pasiones: el toreo y el boxeo así como la pintura, la literatura, la familia, la amistad y la muerte, esta es una intensa conversación en la que Arroyo se expone como si fuera una más de sus pinturas.

Fotografías: La Fábrica.

No hay comentarios

Comments are closed.