open

“El coste del dolor es mayor que el gasto en medicamentos para paliarlo”

6 abril, 2017

El doctor Chris Wells (Durban, Sudáfrica, 1947) es en la actualidad el presidente de la Federación Europea del Dolor. Ha visitado recientemente España con motivo de la celebración del primer examen para la obtención del Diploma en Medicina del Dolor, cuya realización ha gestionado la Sociedad Española del Dolor y que permitirá que muchos profesionales españoles estén entre los primeros diplomados. En esta entrevista se reproducen sus declaraciones sobre este título, la gestión del dolor y su coste económico y social

Chris Wells

Impasse Mag: La Federación Europea del Dolor (EFIC) ha confiado en la Sociedad Española del Dolor para organizar el primer examen encaminado a la obtención del Diploma en Medicina del Dolor (EDPM), un título que permitirá mejorar el nivel de conocimiento en el tratamiento del dolor de los profesionales sanitarios. ¿En qué consiste?

Chris Wells: La realización de esta prueba ayudará a gestionar mejor el dolor por parte de todos los profesionales médicos. Una característica fundamental de esta prueba es que está destinada a todas las especialidades médicas. Desde Atención Primaria, hasta psicólogos, reumatólogos, neurólogos, etc.

IM: ¿Qué es el dolor?

CW: Es una experiencia biosicosocial, con factores tanto biológicos, físicos como psicológicos que son el resultado del dolor absoluto que registra el cerebro.

IM: En alguna ocasión usted ha dicho que la comunidad médica tiene que aceptar que, en general, maneja mal el dolor. ¿Cuáles son los motivos?

CW: La falta de entendimiento de los mecanismos y la falta de conocimiento de los tratamientos disponibles para tratar los diferentes tipos de dolor. En ocasiones, también por contar con recursos escasos.

“Esta prueba ayudará a gestionar mejor el dolor por parte de todos los profesionales médicos”

Chris Wells

IM: A día de hoy, ¿existen tratamientos efectivos para paliar cualquier tipo de dolor?. ¿Hacia donde se dirigen las investigaciones?

CW: No se pueden curar todos los dolores, pero mucha gente puede ser ayudada haciendo uso de la gama completa de tratamientos que existen. Los distintos tipos de dolor tienen diferentes tratamientos que son efectivos. Las investigaciones tienden a mejorar el diagnóstico, pero un doctor bien formado será capaz de evaluar y diagnosticar la mayor parte de las causas.

IM: ¿Hay unos dolores que socialmente se entienden mejor que otros? ¿Cómo se podría ayudar a los pacientes?

CW: El dolor agudo o el neuropático son más fáciles de entender que el crónico. A la incomprensión podrían ayudar mucho las asociaciones de pacientes, que pueden insistir en que su voz se escuche. Una de nuestras principales reivindicaciones es ‘No sufras en silencio’.

“El dolor crónico de espalda es muy común y, a veces, tan doloroso que inhabilita al que lo sufre”

Chris Wells

IM: Usted dice que el dolor crónico es uno de los mayores problemas en Europa, ¿por qué? ¿Cuáles son las cifras del dolor?

CW: Alrededor de cien millones de personas sufren dolor crónico en todo el continente. El dolor crónico de espalda es muy común y, a veces, tan doloroso que inhabilita al que lo sufre. El 6 % de la población tiene dolor neuropático y otra parte es consecuencia de padecer algún tipo de cáncer. Esto tiene un impacto social y económico enorme. Provoca absentismo laboral, pérdida de productividad y puede provocar estrés sobre aquellos que lo sufren. Una correcta gestión del dolor permitiría ahorrar miles de millones de euros, de ahí la importancia de la formación de los profesionales sanitarios a través de este examen. Un médico bien formado en dolor es capaz de evaluar y diagnosticar las causas del dolor que sufre el paciente y, por lo tanto, será capaz de acabar con él o disminuirlo.

IM: ¿Cree que el dolor debería ser considerado como una enfermedad con entidad propia y no como un síntoma de otra patología?

CW: Sin duda.

“El dolor provoca absentismo laboral, pérdida de productividad y estrés”

Chris Wells

IM: ¿Qué coste tiene el dolor desde el punto de vista económico y emocional?

CW: No se tienen datos concretos. Se estima en 50 billones de euros anuales en toda Europa, sólo en términos de desempleo. El coste del dolor es obsceno. Es muchísimo mayor que el gasto en los medicamentos que se utilizan para paliarlo. Cuando los políticos dicen: “Gastamos mucho en tratamientos para el dolor”, yo les digo: “Sí, pero gastáis cien veces más al no tener políticas adecuadas”. En España se gastan 17 millones de euros al año en tratamientos y el coste del dolor es de 1.700 millones.

IM: ¿Cuánto se podría ahorrar si se abordara en las políticas de salud pública?

CW: Se podrían ahorrar miles de millones de euros si el dolor estuviese bien gestionado. El otro día hablamos con un hombre cuya mujer estaba muriendo de cáncer con unos dolores insoportables. Estaba en un hospital holandés muy bueno. Creemos que existe un problema de comunicación entre los departamentos médicos. En este caso, el oncólogo no tenía una comunicación clara y directa con la unidad del dolor y si hubiesen estado conectados, el dolor de esa mujer podría disminuir significativamente en tan solo una semana. Creo que nuestro examen para obtener el Diploma que va destinado a cualquier especialidad servirá para que los médicos aprendan a tratar el dolor, sea cual sea la enfermedad del paciente, y puede ayudar a mejorar los datos.

“España gasta 17 millones de euros al año en tratamientos y el coste del dolor es de 1.700 millones”

Chris Wells

IM: Recientemente en España el Congreso de los Diputados ha dado el visto bueno a la tramitación de una ley de muerte digna. A su juicio, ¿qué debería contemplar una norma de estas características?

CW: No conozco los detalles, además es un tema complejo.

IM: ¿Deberían ser los cuidados paliativos una prioridad en las agendas políticas y la opción más humana para garantizar la dignidad de los pacientes en el proceso final de su vida?

CW: Sin duda. Y sabemos por nuestro estudio ‘Impacto Social del Dolor’ que en España se realiza un trabajo fantástico en este campo.

Fotografías: Chris Wells, European Pain Federation, EFIC; Societal Impact of Pain, SIP; Pain Relief Foundation; Agencia EFE; Sociedad Española del Dolor.

No hay comentarios

Escribe un comentario

*Campos requeridos