open

Tecnodisrupción - Impas5e blogs -

Juan Miguel Gómez

Juan Miguel Gómez Berbís es colaborador de ImpasseMag, profesor en la Universidad Carlos III de Madrid y socio fundador de Nimbeo y Universo iDEA. Apasionado del Kaizen y del Macallan con hielo. También es el autor de "Las Mentiras del Kaiser" y "La Quinta y el Espejo".

Campeones Ocultos

Hace un par de semanas, un artículo de The Economist, `Spanish Business: Super Size me´, ponía el dedo en la llaga de un problema importante del ecosistema empresarial español: su tamaño. España cuenta con una serie de empresas grandes, multinacionales e internacionalizadas, que han situado el país en la vanguardia de la economía mundial. Pero la realidad es que la mayoría de empresas españolas son muy pequeñas. Ínfimas. En promedio, tienen 4,7 empleados. Y solamente el 0,8 % de empresas españolas tienen más de 50 empleados, frente a un 3.1 % en Alemania o el 1,9 % en Reino Unido.

Con este panorama es imposible no recordar la teoría de los `campeones ocultos´ que vertebró el profesor Hermann Simon en su libro `Hidden Champions´ (1996). Simon pone como ejemplo el tejido productivo de pequeñas empresas alemanas que han llevado al país a ser uno de los principales exportadores a nivel mundial. Empresas de tamaño reducido, pero exitosas. En ocasiones, son proveedores de otras más grandes, o bien están especializadas en tecnologías concretas y de nicho. A veces invisibles o casi secretas, pero esos campeones ocultos son los que que generan estabilidad y firmeza en la economía del país.

Vivimos un momento en el que la creación de startups y pequeñas empresas está aumentando exponencialmente, en parte provocado por la difícil situación de los últimos años, pero también de un cambio en la manera de pensar y en un crecimiento de aceleradoras e incubadoras, ecosistemas de emprendimiento. La pregunta es: ¿hasta cuando las grandes empresas españolas seguirán sin apostar por esos campeones ocultos? ¿Por qué deslocalizar o confiar en otras empresas más grandes también si tal vez haya un proveedor de confianza a la vuelta de la esquina? ¿Por qué gastar millones en departamentos de I+D si la innovación se produce en estado puro en Barcelona Activa o Madrid Emprende, por citar dos ecosistemas bien establecidos?

Es el momento de que las empresas del IBEX 35 miren en su patio trasero y se lleven una sorpresa. A lo mejor esa empresa puntera que buscaban para ese nicho tecnológico no está en Silicon Valley, ni en Tel-Aviv, sino en unas modestas oficinas de Moratalaz.

No hay comentarios

Comments are closed.