open

Arabia Saudí, EAU, Bahréin y Egipto rompen relaciones con Catar

5 Junio, 2017

Los gobiernos de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto han anunciado este lunes que cortan sus relaciones diplomáticas con Catar, acusando a Doha de apoyar el terrorismo. Catar lamenta la ruptura de relaciones y denuncia una campaña de mentiras 

Catar

El primero en anunciar su decisión ha sido Bahréin, quien ha cargado contra Catar por supuestamente financiar a grupos vinculados con Irán, argumentando que la decisión ha sido adoptada “a causa de la continuada insistencia del Estado de Qatar con la desestabilización de la seguridad y la estabilidad de Bahréin y su interferencia en los asuntos internos”.

Así, ha indicado que Bahréin “corta sus relaciones diplomáticas con Qatar para preservar la seguridad nacional”, agregando que da 48 horas para que el personal diplomático catarí abandone el país. Su personal en Catar abandonará también el país.

En su comunicado, ha resaltado además que evitará que sus ciudadanos viajen a Catar y que no permitirá a ciudadanos cataríes entrar al país, dando catorce días a los ciudadanos cataríes para abandonar el país.

Poco después, Arabia Saudí se ha sumado a Manama, afirmando que se trata de una medida necesaria para proteger al país del “terrorismo” y el “extremismo”.

En un comunicado publicado por la agencia estatal saudí de noticias, SPA, las autoridades saudíes han anunciado el cierre de todos sus puertos, aeropuertos y puestos fronterizos para evitar la entrada de cataríes al país.

Así, ha resaltado que, de esta forma, ejerce su “derecho soberano, garantizado por el Derecho Internacional”, pidiendo a todos los países “hermanos y amigos” que “apliquen las mismas medidas lo antes posible”.

“Arabia Saudí ha tomado este paso crucial como resultado de las graves violaciones por parte de las autoridades de Doha, tanto a nivel privado como público, durante los últimos años”, ha recalcado.

Riad ha afirmado además que toma la decisión “en solidaridad con Bahréin, expuesto a campañas terroristas apoyadas por las autoridades de Doha”.

Egipto ha publicado un comunicado inmediatamente después, anunciando el cierre de su espacio aéreo y sus puertos a todos los transportes cataríes para “proteger su seguridad nacional”.

“La política de Catar amenaza la seguridad nacional árabe y siempre las semillas de la división en las sociedades árabes, según un plan deliberado contra la unidad y los intereses de la nación árabe”, ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Asimismo, ha acusado a Catar de apoyar a varias organizaciones “terroristas”, entre ellas la organización islamista Hermanos Musulmanes, ilegalizada en el país después del golpe de Estado militar de 2013 contra el entonces presidente electo, Mohamed Mursi.

Por último, Emiratos Árabes Unidos ha afirmado igualmente que su decisión ha sido adoptada para luchar contra el terrorismo y proteger la seguridad del país, según una serie de ‘tuits’ publicados en la cuenta oficial de la agencia estatal emiratí de noticias, WAM.

Las autoridades del país han dado 24 horas a los cataríes para abandonar el país, recalcando que cerrará sus aeropuertos y puertos a los transportes cataríes, al tiempo que prohíbe a sus ciudadanos viajar al país vecino.

Catar denuncia una campaña de mentiras

El Gobierno de Catar ha lamentado la decisión anunciada por Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin de romper relaciones diplomáticas, al tiempo que ha denunciado que se ha montado una “campaña de mentiras” en su contra.

“La campaña de incitación está basada en mentiras que ya han alcanzado el nivel de completas invenciones”, ha asegurado el Ministerio de Asuntos Exteriores qatarí.

El Gobierno catarí ha dicho que, como miembro del Consejo de Cooperación del Golfo, está comprometido con el cumplimiento del tratado de este grupo y respeta la soberanía de otros países y no quiere interferir en los asuntos de otros países.

El Ejecutivo de Doha ha considerado que la decisión de romper relaciones anunciada por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto –posteriormente se ha sumado Yemen– no tiene justificación posible.

“Las medidas están injustificadas y se basan en denuncias y acusaciones que, en realidad, no tienen base”, ha afirmado el Ministerio de Asuntos Exteriores catarí.

El Gobierno catarí ha hecho hincapié en que la ruptura de las relaciones “no afectará a las vidas normales de los ciudadanos y los residentes”.

Catar y el aumento de las tensiones internacionales

Las tensiones entre Qatar y varios países del Golfo se han deteriorado en los últimos días, a raíz de que la agencia estatal qatarí, QNA, publicara la semana pasada unas declaraciones del emir en las que criticaba la postura de los países del Golfo contra Irán y hablaba de “tensiones” con Estados Unidos.

Inmediatamente después, QNA denunció haber sufrido un ataque informático y negó la veracidad de la nota publicada, pese a lo cual medios de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) continuaron informando acerca de las presuntas declaraciones de Hamad bin Jalifa al Zani.

Este hecho provocó las críticas de Doha, lo que llevó a varios países –Arabia Saudí, EAU, Egipto y Bahréin– a bloquear el acceso a diversos medios cataríes, entre ellos la cadena de televisión Al Yazira.

Las relaciones entre Catar y otros países del Golfo ya sufrieron un periodo de tensión en 2014 debido al supuesto apoyo de Doha a Hermanos Musulmanes. Sin embargo, en dicha ocasión las medidas no fueron tan duras, y sólo implicaron la retirada de los embajadores.

Fotografía: Fundeu, Archivo Efe/Ian Langsdon.

No hay comentarios

Escribe un comentario

*Campos requeridos