open

“Entiendo que haga falta usar una etiqueta para hablar de música, pero me da pena pensar en lo que limitan”

18 diciembre, 2015

Había una vez una niña malagueña que se llamaba Ana López (Fuengirola, 1988) y que soñaba ser músico. Voz dulce y letras amargas dan vida a Anni B Sweet, una historia de éxito musical y sueños cumplidos. Presenta su nuevo trabajo ‘Chasing Illusions’ y antes de su actuación en la Cochera Cabaret de Málaga, nos abre su corazón y nos confiesa algunas de sus otras ilusiones: doblar una película o hacer una banda sonora

Anni B Sweet

Impasse Mag: Me gustaría empezar con una cuestión que está relacionada con el título de su nuevo disco (‘Chasing Illusions’). ¿Qué ilusión perseguía usted cuando era pequeña?

Anni B Sweet: ¡Muchas! De pequeña me imaginaba que era mil cosas de mayor. Hubo un tiempo que quería ser astronauta (sigo queriendo), luego veterinaria… luego simplemente quería no separarme nunca de mi familia. Lo de ser músico lo daba por imposible, incluso pensaba que era más difícil que ser astronauta…que puede ser cierto… Creía que se nacía siendo músico y a mí no me había tocado. Me tiraba mucho tiempo dándole vueltas a la cabeza imaginando cosas imposibles.

IM: Se lo preguntaba por eso. La vena musical surgió muy joven. Desde los siete años creando canciones. ¿Qué recuerda de aquellos años?

ABS: Esto era algo muy normal para mí, en casa se escuchaba mucha música. Mis hermanos más mayores que yo me ponían muchos grupos de aquellos tiempos y anteriores. Yo jugaba a escribir canciones y venderlas a mi familia o a dar conciertos con mis peluches de público. Pero en el fondo estaba segura de que quedaría en eso, un juego, porque como te decía antes, lo veía imposible por mucho que me gustase. Nunca dejé de escribir y de estar interesada en la música, me sentaba en la cama y escuchaba discos sin más, mientras imaginaba que era yo la que estaba cantando. No sé qué me hizo pensar que no valía la pena intentar nada o más bien ni siquiera pensaba si valía la pena o no. Simplemente no nací siendo músico y ya no había nada que hacer. Pero lo que sentía por la música hizo que no me apartase de ella en todos estos años.

IM: ¿Qué tiene el sur que saca tanto talento para la música?

ABS: (Contenta) ¡Muchas gracias! La verdad es que por Andalucía hay muchos grupos muy buenos a los que escucho frecuentemente y admiro, como Maga, Lori Meyers, Napoleón Solo, Lagartija Nick, Los Planetas, Triana, Los módulos… Creo que hay tradición musical y mucha sensibilidad para hacer canciones que llegan, no por ser el sur, esto ocurre en muchas partes de España (y del mundo) pero es cierto que soy muy seguidora de muchos grupos andaluces.

IM: Dejó Andalucía y se traslada a Madrid para estudiar Arquitectura. En una entrevista con Chris Corner (Sneaker Pimps, IAMX), nos confesaba que él de pequeño quiso ser arquitecto por su gusto por la geometría, la creación de mundos, las formas, el diseño… ¿Qué era lo que le atraía a usted?

ABS: Yo quería estudiar psiquiatría o bellas artes. Una vez que me decanté por el arte, mi familia me comentó que arquitectura tendría más salidas (en su momento), así que me metí en arquitectura con bellas artes, pero el segundo año sin dormir tuve que dejar bellas artes y quedarme con arquitectura. Me gustaban sobre todo las asignaturas más libres y artísticas. Pero nada que ver con lo que me gustaba la música.

“Lo de ser músico lo daba por imposible, incluso pensaba que era más difícil que ser astronauta”

ABSCara

IM: En otra entrevista con Judith Mateo en nuestro magazine, declaraba que “Fuera del circuito comercial, la música en España está maltratada” y era bastante dura con los espacios de radio fórmula. ¿Qué opina usted al respecto?

ABS: Quizá pensaría que entonces toda la música está maltratada en el fondo, no creo que la comercial la cuiden mejor… es un tema difícil. Pero no comparto esa misma opinión. El maltrato lo veo en general. Incluso veo más libertad en el lado indie por decirlo de alguna manera, y eso me parece muy importante.

IM: Usted de hecho, se dio a conocer en un “circuito alternativo” de clubes y a través de redes sociales. ¿Por qué cree que su historia es un caso de éxito?

ABS: Parecerá un poco cursi pero para mí es una historia de éxito porque estoy haciendo lo que más quiero hacer que es música. No sé qué hace falta para que te vaya bien, es un misterio y es la gracia del arte. Hay grupos que no sé ni cómo existe alguien que los pueda escuchar y están en lo más alto, y otras que nadie conoce y que me parece que son genios. Yo no sé de esto como teoría, solo siento lo que escucho y hago. Todo lo que hice fue con corazón y ganas, y hubo gente a la que le gustó y creyó en lo que hacía en un principio y por esas personas hoy sigo aquí, soy consciente de ello. Pero siempre haré música.

IM: ¿Cuándo y por qué opta por el inglés como idioma para su carrera profesional?

ABS: No fue una decisión que tomase. Fue algo natural, estaba en un colegio inglés desde pequeña, me comunicaba en este idioma. Entonces a la hora de escribir también lo hacía en inglés. Hasta que me preguntaron los periodistas nunca me había preguntado el porqué lo hice en inglés. Pero fue lo más sincero y normal.

IM: Quizá eso le haya ayudado a editar discos en tantos países y hacer giras por Europa, Asia y América…

ABS: (Asiente) Eso es, ha sido muy positivo para poder hacer gira en Europa y Japón sobre todo.

IM: Me ha soplado una compañera que le pregunte el porqué de su nombre artístico. Lo sabrá ya todo el mundo pero seguro que como yo, hay algún rezagado. Refrésquenos la memoria…

ABS: Viene de Chuck Berry de la canción `Johnny Be Goode´. Andaba buscando un nickname para Myspace y estaba escuchando esta canción con una amiga, ella me dijo lo de “Ana sé dulce”, le parecía que mi voz era suave pero mis letras eran amargas y oscuras. Así que sin pensarlo nada, ese fue el nombre que quedó, Anni B Sweet.

IM: ¿Cuáles son sus referencias musicales?

ABS: Sobre todo bandas de los años 60s y 70s. Escucho mucha música muy diferente, desde Pink Floyd a Nancy Sinatra y desde Band of Horses a Tennis. También sigo grupos actuales nacionales e internacionales. Ya no tengo mis referencias tan claras como para nombrar un grupo, me quedo con la esencia de lo que les hace especial, en mi opinión, a todas esas bandas que escucho.

“No sé qué hace falta para que te vaya bien en la música. Hay grupos que no sé ni cómo existe alguien que los escuche, y están en lo más alto; y otros que nadie conoce y que me parece que son genios”

ABSMan

IM: Se le ha incluido dentro de la ola de cantautoras indie folk, como también a Russian Red o Zahara. ¿Cómo se explica esa etiqueta? ¿Estás de acuerdo con ella?

ABS: Bueno, sí y no. Va por días. Me parece simplificar mucho, es decir, sí, somos mujeres y tocamos la guitarra, seguramente coincidamos al hablar de nuestros grupos preferidos, pero no veo más que eso. Luego somos personas diferentes, hablando de sus cosas y haciendo sus propias canciones. Entiendo que haga falta usar una etiqueta para hablar de algo, pero me da pena pensar en lo tanto que limitan las etiquetas. “Eres esto y dejas de ser esto otro”.

IM: Han pasado seis años desde la edición de su primer disco ‘Start, Restart, Undo’ ¿Cómo describiría la evolución de su sonido hasta desembocar en el nuevo ‘Chasing Illusions’?

ABS: ¡Una evolución a mejor, espero! (Risas). A algo más consciente y cuidado. Me he ido acercando a poder hacer lo que quería y no solo lo que podía. He aprendido mucho en estos años, y me queda muchísimo por aprender. Pero de eso se trata de eliminar limitaciones y ser sincero con lo que compones, para mí es lo que le da sentido a esto. En cuanto al sonido en sí, creo que es un poco más eléctrico y con más matices, más atmosférico, más cercano a lo que escribo, acompaña más a la letra.

IM: El disco habla de optimismo pero sigue teniendo esos matices nostálgicos que le han caracterizado ¿Cuáles son las fuentes de inspiración de este nuevo trabajo?

ABS: Una etapa de cambios inesperados es lo que realmente ha inspirado este disco. A raíz de ahí son mil cosas lo que me hacen escribir una canción, una conversación, un paisaje, una fotografía… pero siempre vista desde el momento por el que estoy pasando. También me centré mucho en eliminar complejos y prejuicios, dejarme llevar un poco más.

“El nuevo disco es más eléctrico y rítmico, con momentos de psicodelia. Esa es la etapa por la que estamos pasando ahora”

ABSGuit

IM: El álbum está coproducido por mi paisano granadino Noni (Lori Meyers) y Javier Doria, ¿cómo surge la posibilidad de trabajar con ellos y qué cree que aportan?

ABS: Javier Doria es mi guitarrista desde que comencé con este proyecto de Anni B Sweet. Él me ayudó a tocar en bares de Madrid. Ha estado ahí siempre y comprende muy bien lo que quiero. Noni es mi pareja y ha vivido conmigo todo el “nacimiento” de este disco, sabía qué camino quería tomar. No pensé en mejores personas para ayudarme a darle sentido y poder realizar todas esas ideas que tenía en mente. Han aportado mucho ambos, este disco está hecho entre los tres. El punto 60s/80s lo pillaba muy bien Noni y Doria ese toque 70s y más limpio, por destacar algo de ambos. Pero fue todo un trabajo en equipo, muy buen equipo. Los músicos que grabaron el disco también le dieron su toque conociendo perfectamente por donde quería llevar el disco.

IM: Ha viajado por diferentes festivales este verano, ¿cómo se adapta el nuevo material a su repertorio o setlist en directo?

ABS: Con este disco es mucho más fácil, aún hay mucha gente que piensa que nuestro directo es tranquilo. La cosa ha cambiado bastante, más eléctrico y rítmico, con momentos de psicodelia, es la etapa por la que estamos pasando ahora.

IM: ¿Es distinto ese repertorio en una actuación en solitario (al contrario que en una actuación en un festival donde hay menos tiempo y el público es más heterogéneo)?

ABS: Muy diferente. En acústico toco los temas de una manera muy diferente, es más tranquilo todo. En salas, según el lugar y el concierto, hacemos a veces mezcla de acústico con eléctrico, y otras, solamente eléctrico. Sobre todo, a la hora de presentar este disco que se deja más para que suene la banda también.

“Al nuevo gobierno le pido que acabe de una vez la sangría de los corruptos de la SGAE, de las grandes multinacionales y de algunas plataformas, que lo último que hacen es mirar por los intereses del artista”

ABSVent

IM: Hablando de esa dicotomía, tenemos un debate sobre el auge de festivales en nuestro país. El locutor de RNE, Ángel Carmona, o la banda murciana Second nos han dado su opinión. Aparecen ideas como el gran momento de la música nacional, la opción de turismo musical de los jóvenes hoy en día, o la necesidad de las bandas de rentabilizar sus directos… ¿Usted qué opina sobre este asunto?

ABS: (Duda). A ver si te entiendo. Es bueno tener festivales porque es de lo poco que hay para promocionarte con tu directo que es lo importante, enseñar tu directo a un público que quizás no te conozca. Que haya festivales multiplica las posibilidades de poder tocar pero también supongo que hace que las infraestructuras no sean tan buenas o no se cuiden en todos esos festivales al haber tantos, se han creado muchos festivales que no cuidan al 100 % lo necesario para la música, y se mueve más por intereses o miran más por las modas y momentos “trending” de la música. Como todo, tiene su parte buena y su parte mala.

IM: Me ha entendido perfectamente, eso era. Este fin de semana hay una cita decisiva en las urnas. Imagínese como portavoz de los artistas de este país y dígame: ¿qué le pediría para la música al nuevo gobierno de estas elecciones generales?

ABS: Yo dejaría esto para alguien mucho más veterano, pero puestos a pedir… Primero el 21 % del IVA en la música, conseguir de una vez que lo bajen a una cantidad que tenga más sentido como la de los libros, por ejemplo, que está en un 4 %, al igual que el 10 % de SGAE. Esas cantidades que tenemos que pagar no entienden de quienes ganan 100 euros al mes, o quienes ganan 3000, por cada concierto pagamos como si fuésemos todos millonarios sin hacer distinciones. Por otro lado, los artistas compartimos un epígrafe en hacienda junto a los toreros. Creo que en el nuevo siglo hay que diferenciar esto, ya que no tenemos absolutamente nada en común, creo entre otras cosas, que en el abanico del mundo artístico tendremos muchas diferencias a la hora de desgravar. Que acabe de una vez la sangría de los corruptos de SGAE, de las grandes multinacionales y de algunas plataformas que lo último que van hacer es mirar por los intereses del artista y de los creadores. También denunciar la caza de brujas que ha habido con las salas en gran parte del país, que han desaparecido y ejercían una labor clave a la hora de descubrir grupos. Y por último, no permitir entrada a menores en las salas lo único que consigue es coartar la creatividad de estos, impidiéndolos acceder a este tipo de contenidos artísticos fundamentales en nuestras vidas.

IM: ¿Cómo y dónde se ve dentro de diez años?

ABS: Quiero seguir trabajando en la música dentro de diez años sabiendo mucho más y teniendo las mismas ganas de aprender que hoy. Me gustaría llegar a hacer el doblaje de alguna película ya sea de animación o real, es una ilusión que tengo, o hacer una banda sonora. Pero ya no pienso tanto en donde estaré, intento buscar la tranquilidad en las cosas que más me llenan y las personas que tengo más cercanas e ir poco a poco disfrutando de lo que tengo en el momento. Si esto está bien, todo funciona.

Fotografías: Subterfuge/ Rafa Ariño/Inés de León.

No hay comentarios

Comments are closed.