open

Las actividades culturales y de ocio generan felicidad

7 mayo, 2018

Las actividades culturales y el ocio impactan en la felicidad de los españoles, ya que las experiencias estéticas pueden facilitar la construcción de una vida expresiva

actividades culturales

El estudio ‘El impacto de la cultura y el ocio en la felicidad de los españoles’, liderado por la profesora de la Universitat de Girona (UdG) Nela Filimon, está publicado por el Observatorio Social de La Caixa en el Dossier ‘Participación cultural y bienestar. ¿Qué nos dicen los datos?’, y o demuestra el “efecto positivo” de las actividades culturales y de ocio en la felicidad y el bienestar.

La profesora del Departamento de Economía de la UdG ha observado que las valoraciones sobre las diferentes actividades culturales, de ocio y entretenimiento son altas, con “medias por encima del 7”, en la escala de 0 a 10.

El estudio, que parte de las dimensiones individual y social de la felicidad, habla de la cultura y las artes como “fuente de felicidad”, siguiendo la concepción del pensador Bruno Frey.

Recoge las reflexiones de Bill Ivey –antiguo director del Fondo Nacional para las Artes, de EE.UU.– que “ve en la cultura y las artes una posible alternativa a la visión utilitarista del bienestar según el cual, más PIB o renta por cápita se traduce en un mayor nivel de bienestar”, visión desafiada en las últimas décadas.

Y es que durante mucho tiempo, la felicidad ha sido sinónimo de la búsqueda del bienestar material, tal como marca una visión utilitarista de la economía, pero esta tesis se ha visto desafiada por la ‘paradoja de Easterlin’ que demuestra que no hay una diferencia significativa entre nivel de felicidad percibida entre personas de países más ricos con necesidades cubiertas y la de los menos ricos.

Actividades culturales que aportan un vida expresiva plena

actividades culturales

Según Ivey, la respuesta está en tener una “vida expresiva” plena, entendida como el binomio ‘herencia’ (lo que somos) y ‘voz’ (lo que podemos llegar a ser).

“La cultura y las artes pueden ser el espacio ideal para propiciar una interacción activa con nuestro pasado, es decir, nuestra herencia entendida en un sentido muy amplio como cultura o civilización porque la cultura y las artes (las ‘experiencias estéticas’) estimulan nuestras emociones, sentimientos y podemos llevar a crear nuevos valores para el futuro“, ha subrayado la profesora Filimon.

A la luz del estudio, la profesora defiende que “facilitar el acceso a la cultura es un paso”, tratándose de propiciar una interacción más directa con el público y convencida de que este tipo de iniciativas ya existen, por ejemplo, de la mano de compañías teatrales que colaboran con personas ‘amateurs’ en obras que propician la participación, espectáculos de calle y visitas virtuales en museos.

La evidencia empírica pone de manifiesto el efecto positivo de las actividades culturales y de ocio en la felicidad y el bienestar, y ver la televisión, ir al cine, escuchar música o leer libros tienen un efecto positivo en la felicidad de las personas que las practican.

Según datos extraídos de la encuesta del CIS en 2014, asistir al teatro, danza y conciertos ocupa el segundo lugar en relación con el impacto sobre la felicidad, seguido de cantar y actuar (tercer lugar), ir a exposiciones, museos, bibliotecas (cuarto lugar), practicar hobbies, artes, manualidades (sexto lugar), escuchar música (decimotercero) y leer (decimonoveno).

Actividades como ir al cine o al teatro se sitúan entre las más valoradas en el ranking de la felicidad, a pesar de no tener la mayor frecuencia, mientras que otras, practicadas por más gente (mayor frecuencia), como ver la televisión, son menos valoradas en el ranking de la felicidad.

No obstante, cabe destacar que una actividad con una media más baja en la escala de la felicidad no implica necesariamente que sea menos importante, ha resaltado la profesora, que ha hablado de la tendencia de algunos estudios que apuntan una tendencia a valorar menos las actividades culturales realizadas con menos frecuencia.

actividades culturales

La investigadora, que defiende el arte el “lenguaje de los valores”, también menciona estudios hechos en Reino Unido que indican que, socializar a través de actividades culturales y de ocio tiene un impacto positivo sobre la percepción de la felicidad.

A su juicio, la incomodidad es un “atributo necesario” de la cultura, atendiendo su rol transformador para las personas, ya que empuja a una reeducación, una reflexión en diferentes dimensiones, como la que provocó en su momento el ‘Guernica’ de Pablo Picasso o ‘Las flores del Mal’ de Charles Baudelaire.

Gráficos: ‘El impacto de la cultura y el ocio en la felicidad de los españoles’, Nela Filimon, Departamento de Economía, Universitat de Girona.

No hay comentarios

Escribe un comentario

*Campos requeridos