open

Accidentes de tráfico: 10 datos sobre seguridad vial en el mundo

26 septiembre, 2017

Cada año mueren cerca de 1,3 millones de personas en las carreteras del mundo entero, y entre 20 y 50 millones padecen traumatismos no mortales. Los accidentes de tráfico y la seguridad vial son una de las principales causas de muerte en todos los grupos etarios, y la primera entre personas de entre 15 y 29 años.

En esta lista se presentan datos de las últimas estadísticas sanitarias mundiales de la Organización Mundial de la Salud y el ‘Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial’, publicado en 2015.

En los informes se indica que los traumatismos por accidente de tránsito siguen representando un importante problema de la salud pública. Para reducir la cantidad de muertes y traumatismos por accidente de tráfico, es necesario adoptar una metodología total como el enfoque de sistemas de seguridad con el objetivo de garantizar un sistema de transporte seguro para todos los usuarios de las carreteras.

accidentes de tráfico

1.- Los traumatismos por accidentes de tráfico son un problema de salud pública a nivel mundial

Cada año, los accidentes de tráfico causan la muerte de aproximadamente 1,3 millones de personas en todo el mundo. El 93 % de las muertes por accidente se producen en países de ingresos bajos y medios, que sólo cuentan con el 54 % de los vehículos matriculados en el mundo.

2.- Los usuarios vulnerables de la vía pública representan la mitad de todas las muertes por accidente

Los peatones, los ciclistas y los conductores o pasajeros de vehículos motorizados de dos y tres ruedas se conocen colectivamente como usuarios vulnerables de la vía pública. Representan la mitad de todas las muertes por accidentes de tráfico en todo el mundo. La proporción de muertes de usuarios vulnerables de la vía pública por accidente es mayor en los países de ingresos bajos que en los de ingresos altos.

accidentes de tráfico

3.- El control de la velocidad reduce los traumatismos por accidente de tráfico

A medida que aumenta la velocidad media, también aumenta la probabilidad de accidente y la gravedad de sus consecuencias. El aumento en un kilómetro por hora de la velocidad media del vehículo se traduce en un aumento del 3 % en la incidencia de accidentes que producen traumatismos, y del 4 % al 5 % en la incidencia de accidentes mortales.

Sólo 47 países, que representan el 13 % de la población mundial, tienen leyes en consonancia con las mejores prácticas sobre la velocidad en zonas urbanas. Esto significa que a nivel nacional debe existir un límite de velocidad máximo en zonas urbanas no superior a 50 km/h, y que se debe permitir a las autoridades locales reducir ese límite cuando sea necesario, a fin de garantizar la aplicación de límites de velocidad locales que sean seguros, según la OMS.

accidentes de tráfico

4.- Conducción bajo los efectos del alcohol aumenta el riesgo

Conducir bajo los efectos del alcohol con una concentración de alcohol en sangre (CAS) mayor a 0,05 g/dl aumenta el riesgo de sufrir un accidente de forma significativa. La OMS recomienda una CAS igual o inferior a 0,05 g/dl para la población general, y un límite igual o inferior a 0,02 g/dl para los conductores jóvenes y nóveles.

Sólo 34 países, que representan el 29 % de la población mundial, tienen leyes nacionales sobre la conducción bajo los efectos del alcohol en consonancia con las mejores prácticas.

accidentes de tráfico

5.- El uso de cascos de buena calidad puede reducir el riesgo de muerte por accidentes de tráfico

Usar un casco de buena calidad puede reducir el riesgo de muerte en un 40 % y de lesiones graves en un 70 % aproximadamente.

Sólo 44 países, que representan el 17 % de la población mundial, tienen leyes sobre el uso del caso por los motociclistas que están en consonancia con las mejores prácticas, esto es, que se aplican a todos los conductores y pasajeros y a todos los tipos de carreteras y motores, que exigen que se ajusten los cascos y que hacen referencia a una norma específica relativa a la calidad de los cascos.

6.- El uso del cinturón de seguridad reduce el riesgo de muerte entre los ocupantes de los asientos delanteros y traseros

Usar el cinturón de seguridad puede conllevar una reducción del 45 % al 50 % del número de traumatismos mortales y no mortales entre los ocupantes de los asientos delanteros, y del 25 % al 75 % entre los ocupantes de los asientos traseros.

En 105 países, que representan el 67 % de la población mundial, hay leyes que regulan el uso de los cinturones de seguridad, tanto para los ocupantes de los asientos delanteros como traseros, de conformidad con las mejores prácticas.

7.- El uso de dispositivos apropiados de retención para niños reduce de forma considerable el riesgo de traumatismos graves entre los niños

La utilización de dispositivos de retención para niños reduce el riesgo de traumatismos graves hasta un 80 %, a diferencia de lo que ocurre cuando solo se los protege con cinturones de seguridad. Además, hay un 77 % menos de probabilidades de que los niños que viajan en sillas de seguridad se lesionen durante un accidente, en comparación con los niños que no llevan ningún tipo de protección.

Sólo 53 países, que representan el 17 % de la población mundial, tienen leyes sobre el uso de dispositivos de retención para niños que están en consonancia con las mejores prácticas. Dichas leyes prohíben ubicar a los niños en el asiento delantero y exigen que los dispositivos de retención para niños sean apropiados para su edad, altura y peso.

accidentes de tráfico

8.- El acceso a una atención de emergencia eficaz y oportuna tras accidentes de tráfico salva vidas y reduce el riesgo de discapacidad entre los lesionados

Entre las soluciones clave para establecer un sistema de atención de emergencia cabe destacar el establecimiento de números de acceso universales que estén vinculados a servicios integrados de prestación de asistencia prehospitalaria de emergencia en los centros de salud, la capacitación de todos los profesionales sanitarios de primera línea en atención básica de emergencia y la promoción de la formación de los primeros intervinientes no profesionales en los lugares donde los sistemas formales sean limitados.

9.- Los vehículos que se venden en el 80 % de los países no cumplen las normas básicas de seguridad

La seguridad de los vehículos es un factor fundamental para prevenir los accidentes de tránsito y reducir la probabilidad de traumatismos graves en caso de que se produzca un accidente. El Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación sobre Vehículos de las Naciones Unidas es el principal organismo a nivel mundial encargado de formular las normas internacionales sobre los vehículos motorizados.

Entre las normas más importantes de seguridad de los vehículos que se promueven en el Foro Mundial se incluyen siete reglamentaciones que ayudan a garantizar la seguridad. No obstante, hasta ahora solo las han adoptado en su totalidad 40 países, de los que 35 son de ingresos altos.

10.- Una infraestructura vial insegura aumenta el riesgo de sufrir accidentes

El diseño vial puede afectar la seguridad de las carreteras de manera considerable. Estas deberían diseñarse teniendo en cuenta la seguridad de todos los usuarios, y para ello es necesario asegurarse de que haya instalaciones adecuadas para los peatones, los ciclistas y los motociclistas.

La creación de sendas peatonales, ciclovías y cruces seguros, entre otras medidas para aligerar el tránsito, es fundamental para reducir la probabilidad de que estos usuarios sufran traumatismos.

Datos y fotografías: OMS.

No hay comentarios

Comments are closed.