open

7 obras sobre besos y alcobas del pintor Toulouse-Lautrec

24 noviembre, 2015

Hoy se cumple el 151 aniversario del nacimiento del pintor y cartelista francés Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-Monfa, más conocido como Toulouse Lautrec. Un excepcional talento le enmarca como uno de los autores representativos del postimpresionismo. Su obra es referente y testigo de la sociedad parisina del siglo XIX.

La fascinación que sentía por los locales de diversión nocturnos le llevó a frecuentarlos con asiduidad y hacerse cliente habitual de algunos como el Salón de la Rue des Moulins, el Moulin de la Galette, el Moulin Rouge, Le Chat Noir o el Folies Bergère. Todo lo relacionado con este mundo, incluida la prostitución, constituyó uno de los temas principales en su obra.

Como homenaje, hemos elegido una serie de obras relacionadas entre sí, sobre besos, camas, relaciones particulares entre las propias chicas o con clientes del local, o el vouyerismo. Un imaginario que le entusiasmaba como bien indicó él mismo en cierta ocasión: «¡Siempre escucho burdel! ¿Y qué? En ningún sitio me siento más en casa».

1.- El beso (The kiss, 1892)
Toulouse-Lautrec

Hacia finales de 1892 Lautrec fue contratado para decorar las paredes del salón del burdel de la Rue d’Amboise. Decidió diseñar una serie de carteles centrada en retratos ovales de las prostitutas, al más puro estilo Luis XV. A partir de ahí, Lautrec convivió día a día con el estilo de vida de las mujeres. Las relaciones  entres las chicas de alterne son tema fundamental en sus series de retratos en los que muestra cotidianidad y ternura.

2.-  En la cama (In bed, Dans le Lit, 1893)
In-Bed

3.- En la cama 2 (In bed 2, 1893)
In-Bed-2

4.- En la cama: El beso (In bed: the kiss, 1893)
In-Bed--The-Kiss

Estas obras están claramente relacionadas entre sí, aunque, al contrario de lo que pueda pensar, e independientemente del beso entre las dos mujeres, no siempre corresponde a una relación sexual. Muchas de las prostitutas dormían juntas en las habitaciones de los burdeles. Este trato familiar tenía como consecuencia determinadas muestras de cariño y vínculos fraternales. Este beso no es erótico, representa protección ante un mundo hostil e indiferente.

5.- Las dos novias (The Two Girlfriends, 1894)
The-Two-Girlfriends

6.- Devoción: Las dos novias (Devotion: the Two Girlfriends, 1895)
Devotion--the-Two-Girlfriends

7.- Bailarina sentada con medias rosas (Seated Dancer In Pink Tights, 1890)
Seated-Dancer-In-Pink-Tights

Esta es una obra que demuestra el cuidado y la atención que Lautrec ponía en sus retratos, sobre todo, cuando la persona retratada, como en este caso, vivía una situación de tormento. La bailarina triste, solitaria, con los ojos caídos y el ánimo derrumbado, agotada. Supone un contraste este la suculenta vida del espectáculo, de luces y elegancia. Y el contraste de la puerta trasera, la decadencia y el hastío.

8.- Reina del placer (Reine De Joie, 1892)
Toulouse-Lautrec

Toulouse-Lautrec realizó a lo largo de su vida un amplio número de carteles. En este caso, `Reine de Joie´ corresponde al título de una novela del escritor polaco Victor Dobrski `Joze´. La chica representa a la protagonista de la novela Hélène Roland. Con ella, el banquero Olizac, cuyos rasgos caricaturescos siempre se han considerado como una crítica estereotipada antisemita.

Imágenes: Fundación Henri De Toulouse-Lautrec.

No hay comentarios

Comments are closed.