open

5 frases célebres del Che Guevara (puestas en contexto)

14 mayo, 2015

Nos acercamos a la figura de Ernesto Che Guevara en el 87º aniversario de su nacimiento. Según su acta de nacimiento, Ernesto Guevara nació en la ciudad argentina de Rosario el día 14 de junio de 1927. En la biografía `Che Guevara: una vida revolucionaria´ de Jon Lee Anderson editada en 1997 aparece la fecha del 14 de mayo, un mes antes.

Se trata de un dato adulterado para evitar el escándalo según constata Julia Constenla, periodista y amiga de Celia de la Serna, madre de Ernesto Guevara. Celia confesaría que se casó embarazada y que retrasó un mes su registro. Este dato aparece en una entrevista de Luciana Peker a Julia Constenla aparecida en el diario Página/12 (Buenos Aires) del 3 de marzo de 2005.

Che Guevara

«El guerrillero es, fundamentalmente, y antes que nada, un revolucionario agrario»
Ernestro Guevara se definía como un activista agrario. Partició en la redacción de la ley de reforma agraria y en la creación del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA). Entre otras cosas, la ley agraria aprobada el 7 de mayo de 1959 prohibía el latifundio y eliminaba la indemnización previa por terreno.

«Si no hay café para todos, no habrá para nadie»
Es una de las frases más célebres del Che Guevara que, además, ha servido como expresión para significar un reparto igualitario en distintos ámbitos. Durante una reunión del gabinete del ministerio de Industria de Cuba, le sirvieron un café de un pequeño termo que había reservado para él. Guevara rechazó la taza exclamando la famosa frase.

«¡Hasta la victoria siempre Patria o Muerte!»
A finales de 1964, el Che Guevara tenía la intención de dejar Cuba y apoyar movimientos revolucionarios en África. Esa es la firma con la que rubrica una carta enviada a Fidel Castro renunciando a todos sus cargos y a la nacionalidad cubana con el deseo de partir hacia «nuevos campos de batalla».

«Nuestro sacrificio es consciente; cuota para pagar la libertad que construimos»
En una carta escrita en 1965 desde África bajo el título `El socialismo y el hombre en Cuba´, dirigida a Carlos Quijano, editor del semanario uruguayo `Marcha´, el Che Guevara habla de revolución y concluye con una serie de reflexiones entre las que se encuentra esa idea. La carta fue publicada el 12 de marzo de 1965.

«¡Póngase sereno y apunte bien! ¡Va a matar a un hombre!»
Estas fueron las últimas palabras de Ernesto Che Guevara. Tras un combate en Quebrada del Churo, fue apresado y llevado a la pequeña localidad de La Higuera, en la provincia de Vallegrande (Bolivia). Al mediodía del 9 de octubre de 1967, el sargento del ejercito boliviano, Mario Terán, recibió la orden de fusilarle. Según su propio relato recogido con posterioridad en diferentes fuentes, como `Pasajes y personajes de la guerrilla de Ñancahuazú´ de Víctor Montoya, cuando se disponía a ejecutar la orden, el Che se mostró sereno. Dos ráfagas de fusil acabaron con la vida del líder de la Revolución cubana.

1 comentario

Renándarío junio 8th, 2015

Les faltó una que debiera ser un dogma: » Unir la palabra a la acción…»