open

“No vivimos una época para cantar canciones happy”

2 Marzo, 2017

Con Lori Meyers (Loja, Granada, principios de 1998) abordamos una interesante charla al ritmo de ‘Learning to fly’ de Deep Sea Arcarde, la canción que Alejandro Méndez, covocalista y guitarra de  la banda, ha seleccionado para la lista de reproducción Impasse Mag en Spotify. El nuevo disco de los granadinos se presenta en Granada como pistoletazo de salida de un año de gira que tiene paradas en algunos de los festivales más relevantes de este país. Aunque confiesan que han perdido algo de la ingenuidad de su juventud, mantienen la ilusión de hacer música y afrontar nuevos retos. El siguiente se llama ‘En la espiral’

Lori Meyers

Impasse Mag: Desde ‘Impronta’ (2013) Lori Meyers no lanzaba álbum de estudio. Ahora llega ‘En la espiral’ (2017). Le han dado muchas vueltas. Cuatro años, ¿por qué?

Lori Meyers: Tantas como tiene una espiral infinita. Bueno, hay que tener en cuenta que la gira de ‘Impronta’ se alargó tres años. A finales de 2015 fue cuando empezamos a plantear el nuevo disco. Nos apetecía recuperar la forma de composición de antaño. Es decir, llevar ideas muy básicas al ensayo y ver cómo crecían. A veces es mas interesante definir la manera, o el camino de crear algo que buscar el fin en sí. Y en esa búsqueda encuentras cosas que no te imaginarías a priori. Creo que trabajar así ha dado dimensiones diferentes a las canciones.

IM: ¿Y el resultado es el que pretendían? En decir, leí no sé dónde que querían darle a sus seguidores la música y el disco perfectos, tardaran lo que tardaran. ¿Lo han conseguido? Han escrito, compuesto, producido…

LM: Nunca se puede decir que es lo que tenía que ser. Uno abandona un disco cuando cree que no le puede aportar más, o sea, que considera en ese momento que ha dado el máximo y todo lo que se le incorpore irá a peor. Lo que sí está claro es que en todas las facetas de producción del disco hemos estado muy volcados y eso nos da confianza. Lori Meyers ya ha editado, con este disco, seis álbumes y hemos tenido la suerte de trabajar con productores muy variados y profesionales que nos han enseñado a hacerlo. De manera que con la coproducción de Ricky Falkner en la grabación y las mezclas de Phil Vital conseguimos dejar el álbum en un punto bueno de cocción.

IM: Apuntan en su web oficial sobre este disco que es “exploratorio y dinámico, el sexto álbum del grupo conjuga inmediatez y complejidad, bucolismo y turbulencia, estribillos invictos y desarrollos instrumentales inopinados.” ¿Podrían descifrarnos qué carajo significa esto? ¿Qué va a encontrarse alguien que pulse play en su reproductor para escuchar ‘En la espiral’?

LM: Lo que quiere decir la hoja de promoción es que este disco conjuga los Lori inmediatos de siempre con la tendencia a oscurecer el sonido. Hemos hecho coqueteo con lo progresivo, es decir, ensanchar las formas musicales y no tender a la canción típica de tres minutos. Aunque el disco es variado y también tiene canciones redondas. La forma de componerlo, otra vez desde el local de ensayo, sin llevar las canciones terminadas desde casa, ha hecho que el resultado sea mas complejo y que sea un disco de mas largo recorrido, en el que con cada escucha logras encontrar algo nuevo.

“La forma de componer ha hecho un disco más complejo en el que con cada escucha logras encontrar algo nuevo”

Lori Meyers

IM: Oscurecer el sonido. Me gusta esa definición. A mí me vienen a la cabeza la melancolía y la infinita tristeza de Smashing Pumpkins para definir ‘En la espiral’. Destrucción, negación… ¿Por qué este disco es tan oscuro?

LM: Creo que no vivimos una época para cantar canciones happy. La música es un reflejo del tiempo en el que ha sido compuesta y de la sociedad a la que va dirigida.

IM: Hay un rayo de esperanza y optimismo en ‘Siempre brilla el sol’. ¿No es así?

LM: ‘Siempre brilla el sol’ es una crítica a la sociedad egocéntrica en la que vivimos. Da igual cómo seamos en este planeta, el sol seguirá dando vueltas. No creernos el centro del mundo lo mismo nos ayuda a relativizar problemas y dar importancia a lo que realmente lo tiene. Esa es la esperanza.

IM: El primer sencillo del álbum se titula ‘Evolución’. Expliquen a todos los lectores qué queda de los Lori Meyers del ‘Hostal Pimodan’ (2006) y en qué ha evolucionado.

LM: Todos los grupos debemos tener un estilo subyacente constante, es decir, podemos cambiar texturas, ritmos, sonidos y demás elementos musicales pero hay algo debajo que sigue dando personalidad. En nuestro caso, creemos que es la forma en que aprendimos a hacer canciones siguiendo a los maestros de los sesenta. Esa ingenuidad propia de un mundo musical que acaba de nacer y que tenía un gusto exquisito por la melodía. Y en ello seguimos.

IM: Mencionábamos antes que este álbum está coproducido por Ricky Falkner, excomponente de Standstill, y habitual en la producción. Él también ha colaborado con Love of Lesbian, Sidonie, y otros muchos. Recuerdo que ya colaboraba con Lori Meyers en ‘Impronta’. ¿Qué ha aportado el bueno de Ricky?

LM: Llevábamos unos meses trabajando las canciones desde el local de ensayo y a la hora de grabar creíamos que sería bueno dos oídos limpios. Ricky tiene un gusto musical excelente y nos aportó su delicada visión musical, orden en las canciones y arreglos de mucha finura.

“Las etiquetas están en la música y en el mundo en general, hay que aprender a vivir con ellas”

Lori Meyers

IM: En una entrevista con Anni B Sweet en nuestro magazine, nos explicaba lo mucho que simplifican las etiquetas que el mundo de la música, en concreto los medios, intentamos asignar a los artistas. ¿Ustedes creen que la etiqueta que explica la música de Lori Meyers les limita?

LM: A nosotros nos limitaría no tener instrumentos para poder hacer canciones o no tener acceso a escuchar música de calidad. Las etiquetas están en la música y en el mundo en general, hay que aprender a vivir con ellas y darle la importancia que tienen realmente.

IM: Ahora que no nos escucha nadie, cuéntennos algún secreto de la gira de este disco. Por cierto, empieza en Granada el próximo día 16 de marzo.

LM: Bueno, sólo puedo decir que estamos preparando un espectáculo que será mejor que el que llevábamos. Lo importante siempre es la música en sí. Pero hoy en día se pueden hacer cosas muy chulas para apoyarla y hacer que el espectador se emocione. En eso estamos, ¡pero no puedo concretar más! (Risas).

IM: ¿Cuánto de Loja, de Granada, de sus experiencias en Ruido Rosa (pub granadino), en Pedro Antonio (calle de la movida juvenil en la ciudad nazarí) habita todavía en sus recuerdos y queda en ustedes?

LM: Si hablas de nuestra juventud, hay cosas que lógicamente se pierden, como la ingenuidad. Sabes más cosas y eres mas precavido. Pero creo que mantenemos esa ilusión por ir cumpliendo metas y ponernos nuevos retos. Puede que ahí resida nuestro éxito. Y ¿al Ruido? Pues seguimos yendo. (Risas). ¡Somos unos chavales aún!

“Mantenemos esa ilusión por ir cumpliendo metas y ponernos nuevos retos. Puede que ahí resida nuestro éxito”

Lori Meyers

IM: ¿Es distinto repertorio que la banda lleva a una actuación en solitario como las de sus giras, al contrario que en una actuación en un festival donde hay menos tiempo y el público es más heterogéneo?

LM: El tiempo limitado y el tipo de público hace que tengas adaptar el repertorio. Pero en nuestro caso solemos plantear uno para una gira que puede ir mutando en función de lo que vemos que va funcionando a nivel de producción o sensaciones en el escenario. Cuando has preparado un gira con luces, escenografía, visuales, la capacidad de cambiar el repertorio es poca.

IM: ¿A qué festivales acuden Lori Meyers este año?

LM: Te enumero: Tomavistas, WAM en Murcia, Arenal Sound, Weekend Beach, Sonorama, Low Cost, Granada Sound, Mallorca Live Festival, NSM Cádiz y Santander Music, de momento.

IM: Todavía me faltan en el San San Festival de Benicàssim. Sería bonito compartir cartel con Los del Río, ¿no creen?

LM: El lomo, si no calientas mucho la plancha antes de hacerlo, se queda como una alpargata, se le escapan los jugos. Por eso, mi consejo de hoy, es que para hacer carne y se quede bien sellada, poned la sartén muy caliente.

“Sin los festivales, Lori Meyers no estaríamos donde estamos”

Lori Meyers

IM: Otro festival en Benicàssim. Sobre ese tema tenemos un debate en nuestro magazine. El locutor de RNE, Ángel Carmona, o la banda murciana Second nos han dado su opinión, entre otros. Aparecen ideas como el gran momento de la música nacional, la opción de turismo musical, o la necesidad de las bandas de rentabilizar sus directos. ¿Ustedes creen que es positivo o negativo? Es una gran oportunidad de promoción pero, ¿realmente se cuida la música en estos evento? Cada rincón ya tiene un festival de música, y en este caso, dos (FIB y San San)

LM: La idea de la burbuja de los festivales. Interesante. Lo que está claro es que sin ellos no estaríamos donde estamos. Como todo en la vida tiene su lado positivo y su lado negativo. Yo me quedo con el lado positivo, la promoción que supone para los artistas. En el lado negativo, los carteles parecidos en muchos de ellos, el impacto en las salas, algunas malas producciones, etc. Todo ello se puede ir solventando, pienso. Si hay tantos es porque interesa. En el momento que la opinión publica cambie tendremos un problema. España es relativamente joven con esto de los festivales, pero estamos avanzando.

IM: Imagínense como portavoz de los músicos de este país y díganme: ¿qué le pediría para la música al actual gobierno?

LM: Simplemente que baje el IVA, son muchos años con un tipo impositivo calificado como lujo.

IM: Después de más de una década en el mundo de la música hagamos un ejercicio de adivinación o deseo. Cierren los ojos y canten… ¿dónde estarán dentro de otros diez años?

LM: ¡Promocionando nuestro séptimo álbum! (Risas) No. No tardaremos tanto. Firmo ahora mismo seguir haciendo discos sin aburrirnos, seguir mejorando, abrir caminos nuevos, y descubriendo nuevos países.

Fotografías: Joaquín Calle. Promociones Sin Fronteras.

No hay comentarios

Escribe un comentario

*Campos requeridos