open

Más allá de Hitchcock, el genio del cine de suspense

5 Octubre, 2016

La muestra sobre Alfred Hitchcock aborda los aspectos más relevantes de la vida y obra de uno de los creadores más geniales del siglo XX: desde sus iconos cinematográficos hasta su destreza para trabajar con grandes colaboradores, o cómo rompió los códigos de censura y supo como nadie vender y promocionar sus películas y a él mismo

alfred-hitchcock-en-el-rodaje-de-los-pajaros-1963-universal-pictures-album-e1475649250610

Con motivo del prólogo de la obra de Laurent Bouzerau ‘Alfred Hitchcock: Piece by Piece’ (‘Los tesoros de Hitchcock’), Patricia Hitchcock O’Connell, hija del cineasta, escribía que su padre solía decir para referirse a su trabajo: “¡Sólo es una película!”. Pero cuando se percibe el interés continuo sobre su obra, debía reconocer que de las películas era tan sólo una película. Alfred Hitchcock no era únicamente un nombre. Ha llegado a ser el ‘maestro del suspense’.

A lo largo de toda su carrera Hitchcock se mostró fiel, con matices diferentes, a hacer un cine en el que lo visual y las respuestas emocionales del público eran fundamentales, lo que marcó su singularidad respecto a su propia época. El éxito comercial de la mayoría de sus propuestas le permitió esa diferencia y una libertad creativa de la que no disponían la mayor parte de sus colegas, que trabajaban para las grandes productoras.

Hitchcock (1899-1980) nace en Londres en una familia católica y a muy temprana edad, con la muerte de su padre, se ve obligado a abandonar los estudios y emplearse en una empresa de telegrafía, al tiempo que asiste a clases de varias asignaturas, entre ellas historia del arte, dibujo y pintura. Pronto ingresa en la productora Famous Players-Lasky donde durante tres años realiza todo tipo de funciones, entre ellas guiones, decorados, vestuario y otros cometidos.

hitchcock_critica-450x450-550x410Ya desde sus inicios, en 1927 asistía a la recién fundada London Film Society que proyectaba películas de vanguardia europea, de donde recoge determinadas formas para secuencias aisladas. Durante toda su carrera planteó sus películas y las historias que contaba de una manera visual, donde los recursos eran atípicos y muy personales.

Así, en la segunda versión de ‘El hombre que sabía demasiado’ (1956) hizo avanzar la cámara en planos sucesivos, mientras sonaba la canción de Doris Day como si fuese la propia música la que se movía por el espacio hasta llegar al niño secuestrado.

Entre 1924 y 1939, en Gran Bretaña, dirigirá 24 películas, nueve mudas, y se convierte en el director más popular del país. Comienza en 1939 su época americana con un gran éxito: gana el Oscar a la mejor película con ‘Rebeca’ (1940), aunque su período más prolífico y más intenso sucede entre 1953 y 1960. Es entonces cuando realiza ‘La ventana indiscreta’ (1954), ‘Vértigo’ (1958) y ‘Psicosis’ (1960) para la Paramount, además de ‘Con la muerte en los talones’ (1959), su única colaboración con la Metro.

Es el momento en el que también afianza la colaboración con sus dos actores fetiche, James Stewart y Cary Grant y la emisión de la serie de televisión ‘Alfred Hitchcock presenta’ –372 episodios de los que él mismo dirigió veinte –, donde realizaba una introducción especial en cada programa. Todo ello convirtió a su figura una de las más populares y admiradas a nivel mundial.

Desde el comienzo de su carrera Hitchcock controlaba todas sus películas, sin embargo supo rodearse de colaboradores de calidad y apreciar lo que aportaban, aunque les controlaba férreamente. Saul Bass (1920-1996), famoso creador de títulos cinematográficos; Robert Burks (1909-1968), que colaboró en 12 películas del británico como director de fotografía; Edith Head (1897-1981), quien a partir de la década de 1950 diseñó el vestuario de todas sus películas en una época marcada por el tono sofisticado de las mismas o Bernard Herrmann, (1911-1975) compositor de la música de siete de sus películas y quien trabajó también con Welles, Mankiewicz o De Palma.

iml_9447Cuando comienza su carrera en EEUU crea una sociedad cuyo objetivo era dar a conocer a la prensa las noticias referentes a él mismo. Por ejemplo ‘Psicosis’ (1960) fue su obra maestra de la publicidad, con recursos raros hasta entonces como la insistencia en su propia figura como icono o el establecimiento de sesiones con horario fijo y no continuo.

En otro ámbito de cosas, a través de su lucha contra la censura, Hitchcock logró varios hitos con esta película: mostrar un pecho desnudo, si bien desenfocado; encargar un cartel que enseñaba por vez primera a una estrella en sujetador; comenzar el film con una larga escena de besos de dos figuras semidesnudas; y, lo más ofensivo para los más ortodoxos, enseñar en dos secuencias un retrete – una novedad en el cine de Hollywood –, incluido el sonido de la descarga de la cisterna.

Pero sin lugar a dudas, la secuencia más famosa de toda la obra de Hitchcock es el asesinato en la ducha, que en un primer lugar concibió sin música pero siguiendo la sugerencia del ya nombrado Bernard Herrmann, y que realizó finalmente como todos conocemos.

Hitchcock, más allá del suspense

Organizada por Espacio Fundación Telefónica y comisariada por Pablo Llorca, profesor de Historia del Cine y de Historia de la Fotografía en la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca (USAL), es la primera gran exposición en España en torno a la figura del cineasta británico. Sin embargo la obra de Alfred Hitchcock  va más allá del estereotipo y tres décadas después de su muerte, su cine sigue siendo difícil de clasificar.

iml_9469Mucho se ha escrito sobre el que está considerado uno de los creadores más geniales del siglo XX y todas las interpretaciones coinciden en señalar la fascinación visual que desprenden sus películas, algunas de las cuales se han convertido en verdaderos iconos modernos.

‘Hitchcock, más allá del suspense’ no es una exposición lineal de la filmografía del célebre director. Por el contrario, se plantea como una mirada global a las claves esenciales de su cine para conocer y comprender toda su figura al completo.

Se verán retratados aspectos personales y comerciales, la base fundamental de su proceso de creación y su lenguaje cinematográfico: su dominio de recursos del arte y el cine de vanguardia; su capacidad para rodearse de grandes colaboradores, desde técnicos y actores a diseñadores y guionistas, sobre los que ejercía un control férreo; el papel fundamental que tuvieron en sus obras los personajes femeninos y las relaciones complejas entre los dos sexos. Y por supuesto, la capacidad de sus películas para reflejar el tiempo en que fueron creadas y para evocar la atmósfera de cada época.

La exhibición presenta a través de fotogramas ampliados y secuencias de sus películas, bocetos de decorados, vestuario y peluquería, carteles, fotografías, revistas y vestidos, un recorrido distribuido en cinco ámbitos expositivos que ilustran las claves más significativas de la filmografía del director: -Introducción, donde se realiza un repaso a su biografía y filmografía, su relación con el cine desde bien temprano o cuáles fueron las influencias para la creación de los iconos del cineasta. Se hace especial hincapié en los colaboradores con quienes trabajaba de manera muy intensa; -El toque Hitchcock, que recorre aspectos técnicos del director como las superposiciones de las imágenes, las ralentizaciones, el lenguaje menos sofisticado, o la música que acompañaba a las secuencias dramáticas; -Mujeres y hombres, donde se manifiesta la difícil relación entre ambos sexos y el deseo como uno de los motores centrales de sus películas; -Hitchcock y su tiempo, el arte y la arquitectura retrata la consciencia que tenía el autor sobre su época y el contexto artístico y cultural que vivió y que no pasó desapercibido en su cine y, por último, -El revés de la trama: Hitchcock, las apariencias y los trucos, que pone ante los ojos de los visitantes el sistema de trampantojos que Hitchcock fomentó en sus películas.

La muestra va acompañada de un programa educativo para todos los públicos: talleres para familias, jóvenes y adultos, desde caracterización hasta diseño de carteles, pasando por cómo crear suspense y drama a través del montaje. La exposición podrá verse en el Espacio Fundación Telefónica del 5 de octubre de 2016 al 5 de febrero de 2017.

Fotografías: Destacada, Alfred Hitchcock. Álbum; Cabecera, ‘Los Pájaros (1963) Alfred Hitchcock y Universal Pictures; Retrato cortesía de Espacio Fundación Telefónica; Silueta cortesía de Espacio Fundación Telefónica; Detalle de la muestra cortesía de Espacio Fundación Telefónica; Grace Kelly en ‘La ventana indiscreta’ cortesía de Universal Studios Licensing LLC (1954).

No hay comentarios

Escribe un comentario

*Campos requeridos